Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» diez caractyeres
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptyLun Oct 18, 2021 6:43 pm por Fokkusu-san

» Afiliación Élite - Rousseau Academy
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptySáb Oct 02, 2021 11:00 am por Invitado

» Keiko Suzuki
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptyMar Sep 21, 2021 1:58 pm por Keiko Suzuki

» Peticiones al Staff
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptyMiér Sep 08, 2021 4:40 pm por Rengoku Kyojuro

» [Priv] Promesas vacías
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptyLun Sep 06, 2021 1:36 pm por Harashi

» Ficha De Personaje | Harashi
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptyDom Sep 05, 2021 10:41 pm por Fokkusu-san

» Respite | Priv. Nick
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptyDom Sep 05, 2021 1:04 am por Nick Miller

» Registro de PB
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptySáb Sep 04, 2021 8:04 pm por Sakura-chan

» The Assassin & The Red Panda [Bei Hí ID]
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptySáb Sep 04, 2021 8:00 pm por Sakura-chan

» Pure Hypnotic Powder [Jingyi ID]
{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} EmptySáb Sep 04, 2021 7:58 pm por Sakura-chan

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es cálido y humedo, recuerda beber mucha agua y proteger tu cabeza de los rayos solares. Las noches son frescas y la comida abunda, aunque también los insectos.
Estación: Verano
Hasegawa InoueCazadora Kanoeí. Ficha más reciente
Rengoku KyojuroHashira - Pilar de las llamas.Personaje destacado
Novedades
Apertura del foro.14 de Agosto —El foro abre sus puertas. Sean bienvenidos a Fall of the Heavens, capitulo 1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 27

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Akash Vie Ene 08, 2021 4:46 pm

Los primeros copos de nieve le arrancaron unos segundos de su concentración en la tarea que ocupaban sus manos, sucias de sangre, vísceras y escamas. Akash alzó la mirada al cielo nublado, grises en distintas tonalidades se repartían por doquier, y abajo la niebla hacía de segunda protección contra los últimos rayos del sol. En la isla de la niebla —como la bautizaron— existía esa ventaja para sus nocturnos habitantes, los últimos días del otoño le permitían incluso salir sin ningún por la tarde.

Hubo unos pocos segundos en los que sonrió con levedad, aceptando ese pequeño regalo de la naturaleza, de poder contemplar el cielo de invierno sin temor a carbonizarse vivo; después su expresión volvió al mismo aire taciturno de siempre, el que llevaba casi como una armadura protectora desde que salieron de la Villa Inunaki.

Hacer pequeñas tareas como esas le ayudaban a mantenerse enfocado, a no pensar más de lo necesario en… todo. Lo hecho no se puede deshacer, y lo dicho no se puede desdecir. Remover cosas una y otra vez es tan útil como intentar sustituir la carne humana por carne de animal. Cuando pensó en eso —mientras continuaba con la tarea de destripar los peces y lavarlos— recordó a la demonio que conoció en ese festival de otoño, hace no mucho tiempo, la pequeña que afirmaba no haber probado nunca la sangre ni la carne humana.

¿Librarse de esa necesidad es posible?, reconocía que de existir la posibilidad de cortar esa dependencia, muchas cosas se facilitarían… ¿pero por qué él querría ir contra de su naturaleza depredadora?, ¿no es suficiente con poseer el control de escoger a tus presas?, ¿de verdad merecía la pena renunciar al placer de comer y matar?

Akash volvió a mirar al cielo, negó con la cabeza y, con el mismo silencio que vino a pescar y limpiar la carne capturada, con ese mismo silencio que arrastraba se marchó de regreso a la mansión. Como el día anterior —el día que llegaron a la Mansión de la Niebla— entró por la puerta que daba al interior de una cocina que apenas se usaba, pero que igualmente lucía impoluta, había sido así desde que Bei Hí vino a vivir allí, y todos llegaron al acuerdo de mantener limpio el espacio. Siempre se sintió afortunado de que el pequeño demonio formara parte de su inusual… núcleo, ahora más que nunca, porque lo aprendido de él, y de sus excursiones haciéndose pasar por vagabundo cumplían un propósito mucho más relevante que guardar una apariencia.

Nunca le pareció tan importante el tratar heridas, cocinar, cazar, limpiar, cuidar de alguien hasta que se vio a sí mismo con un Nana convaleciente, en medio de un bosque y abandonando una villa maldita.

Y, definitivamente, nunca le pareció tan importante que la comida humana tuviese buen sabor. Demonios. ¿Por qué los humanos tenían que ser tan quisquillosos para un acto tan simple como comer?, siendo demonio, es incapaz de entenderlo del mismo modo. A ellos les basta que alguien tenga buen sabor, en cambio la comida requería de un tipo de ciencia con la cual Akash no iba demasiado familiarizado. Además, no ayudaba que la comida humana le supiera a arena.

Pero eso no importaba, tomarse la cocina como un desafío personal era otra forma de ayudarse a no pensar más de lo necesario. El arroz ya no se quemaba, ni adquiría una consistencia demasiado pastosa. El pescado no se achicharraba hasta parecer carbón. Los vegetales picados seguían siendo un problema por sabrá Buda qué.

Un humano que come es un humano que vive, él había dicho eso alguna vez, aunque no de forma tan despersonalizada. Colocó todos los platos en la bandeja y, como la noche anterior, subió a la habitación la cena de Nana.

Se anunció con un gesto y entró descorriendo la puerta.
Akash
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Invitado

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Invitado Vie Ene 08, 2021 5:15 pm

No recordaba muchas de las cosas que habían sucedido después de haber perdido el conocimiento en la villa. De hecho, no había sido consciente de lo maltrecho que estaba su cuerpo hasta que despertó, quizá, por cuarta vez; antes de volver a perder el conocimiento.

Lo peor no habían sido las heridas más físicas: los huesos adoloridos, el desgarro de su brazo, el que el oni hubiera tirado de su coleta tan fuerte que le hubiera arrancado parte del cabello y otras cosas más. Lo que le había dejado estupidizado y en una situación lamentable había sido el ataque a sus oídos. Se sentía mareado, no podía caminar sin tambalearse y caer, no podía oler nada o simplemente olía todo de golpe con tanta intensidad que terminaba vomitando, con dolor de cabeza o hasta desmayándose. El tacto era otro detalle horroroso. Todo dolía, al principio. La ropa, las sábanas, el tacto de otros contra su piel.

Era difícil explicar porque un ataque que a muchos sólo hubiera hecho daño a una zona en específico a él le había dejado los sentidos en un estado completamente lamentable. Por suerte para él, una vez que hubieron llegado a lo que parecía ser el cuartel general de Odasaku. Cuando pudieron comenzar a cerrar sus heridas, la piel dejó de molestar tanto, la parte trasera de su cabellera había quedado hecha un estropicio y con mucho cuidado pero con total falta de estilismo, le había cortado toda esa parte, para  que no molestase tanto y poder atender mejor esa herida. Las vendas no parecían ser hechas de algodón, sino de un tejido mucho más ligero y suave.

Y lo estaba alimentando.

Natsuki simplemente estaba avergonzado y conmocionado.

Avergonzado porque comenzaba a recordar que las primeras veces incluso en su estado se había negado a comer. No porque no quisiera. Sino porque cuando el olor resultaba un poco más fuerte de lo que su sentido hecho mierda podía tolerar, terminaba sintiendo dolor, molestia y él, sin filtros; había hasta tratado de pelearse para no comer. Había sido feo de su parte, principalmente porque sabía que en la Finca de las Mariposas se hubiera aguantado el dolor y las ganas de vomitar para no tener que hacer sentir mal a sus cuidadores.

Era la sorpresa, la conmoción y no saber como reaccionar. No era que no pudiera creer que un oni le ayudase,  pero no llegaba a entender por qué llegar tan lejos.

Aquella tarde, ya noche, Natsuki había conseguido sentarse en el futón sin tener que volver a tumbarse otra vez, a los pocos segundos. Su mirada estaba puesta en las vistas casi nocturnas de lo que le ofrecía la ventana y se preguntaba, con cierta preocupación, si de ahora en adelante le tocaría tener que aprender a ir por el mundo con dos sentidos y medio.

Notó por el rabillo del ojo como la puerta se abría y desvió la mirada de la ventana. Cuando sus ojos se pusieron en Akash, descubrió que aún no tenía energía suficiente para sentirse incómodo, violento, enfadado u ofendido. Sentía cierto nivel de vergüenza porque hasta cierto punto hubiera deseado no tener que ser tan consciente de que había terminado hecho papilla para evitar hacerle daño.

Había hecho algo muy estúpido, muy vergonzoso. Demasiado cursi para su forma de actuar. Los onis son onis, debería haberlos dejado golpearse entre ellos y no entrometerse. Y lo había hecho dos veces en el lapso de una noche.

Gracias —Natsuki no habló, su mano derecha se movió en un gesto lánguido, recreando el signo pertinente. Sabía que Akash escuchaba sin problema y podía comunicarse con irónica claridad en la mente de todos, pero; en aquel momento, Natsuki no. El estado de sus oídos en general no le permitía escucharse con claridad y cuando lo hacía recibía como recompensa la sensación de tener mil alfileres clavándose en su cerebro, por lo que había decidido que, por el momento, preferiría comunicarse de aquel modo—. ¿Cómo estás? —era la primera vez desde que había comenzado a tener periodos más largos de estar despierto que se le ocurría decir algo. No era el epitome de la elocuencia, pero era mejor que limitarse a poner caras raras. Al menos, ahora trataba de comunicarse.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 27

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Akash Vie Ene 08, 2021 5:19 pm

Lo primero que reflejó su rostro fue sorpresa. Los últimos días cuando le tocaba tratar de que Nana ingiriese alimento a las horas que se suponía los humanos comían —siempre que se podía— lo encontraba acostado, medio consciente o completamente dormido. Decidió interpretarlo como una buena señal, más no se permitió mostrar su alivio al exterior, en cambio, adoptó una expresión más tranquila y, para colmo de rarezas suyas, servicial.

No había adoptado ese tipo de postura desde hace tanto, tanto tiempo.

Cerró la puerta corrediza tras él antes de depositar la bandeja que contenía la cena a un costado del futón. Tomó asiento al lado recogiendo las piernas, parecía por un momento que pasaría por alto la pregunta del pelinegro hasta que levantó la vista hacia él. La expresión de sus ojos dorados era interrogante, llena de preguntas acerca del estado de Nana, preguntas que retenía por ahora.

«Estoy bien» hizo las señas pertinentes en automático, sin detenerse a pensar demasiado en su estado real. Físicamente, no se encontraba en óptimas condiciones, la regeneración del enorme tajo de la uchiganata le costó parte de sus reservas, y desde que abandonaron la Villa Inunaki, Akash se había preocupado más por hacer lo posible por mantener con vida y estable al cazador que por su propio bienestar. No pensaba mucho en eso, pero tampoco ignoraba que no se sentía demasiado debilitado. Se preguntaba si tenía que ver con los inusuales periodos de sueño, cuando conseguía algo parecido a dormir. Ya le había pasado antes, con menos frecuencia.

Ahora, si la pregunta de Nana involucraba otros aspectos… prefería no ahondar al respecto, ni pensaba pedir aclaraciones. No hacía falta ser un genio para darse cuenta de que el ambiente alrededor de ellos seguía lleno de incomodidades y cabos sueltos, de esos que tienen alta tensión y daban corrientazos si ibas descuidado.

Las interrogantes que seguían girando en su cabeza y se veían claras en la mirada salieron con un simple «¿cómo te sientes?, ¿todavía no puedes hablar?», entonces, la preocupación que venía sintiendo desde que reparó en el desastre causado por su técnica de sangre, que Nana había recibido casi de lleno, se hizo dolorosamente real y punzante dentro de sí. Akash lo enmascaraba bien con un falso aire taciturno, contenido pero lejos de alcanzar el punto de perder la compostura; por dentro maldecía la fragilidad humana.

¿Había cometido un error al llevarlo consigo en lugar de dejarle en manos más capaces?, los cazadores contaban con gente que sabía curar y cuidar de humanos. Cierto que él no tenía idea de cuál era la casa de glicinas más cercana, ni Nana se encontraba en condiciones de decirle, así que tomó la decisión que consideró favorable para ambos. ¿O para sí mismo?

¿Qué pasará si queda roto de por vida?, hay cosas que los humanos no consiguen sanar nunca, o que podrían sanar si tan solo tuviesen a la persona correcta cuidando de ellos. El pensamiento molestaba de una manera que no comprendía, Akash no estaba acostumbrado a la culpabilidad, y no quería empezar ahora, con una secuencia de eventos de los cuales se anclaban a él como factor común.

Pensaba que estaba haciéndose responsable, compensando las cosas, pero no iba a engañarse a sí mismo, eso no iba a solucionar nada, ni cambiar el pasado.

Lo extraño es que mientras más se convencía de ello, menos dispuesto se sentía a abandonar, como si se negara a convencerse de que nada tenía solución.

«Traje comida», señaló sintiéndose el rey de lo obvio. «Está menos fuerte que las anteriores» añadió como si eso significara que existieran menos posibilidades de que se dejara más de la mitad de la bandeja.
Akash
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Invitado

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Invitado Vie Ene 08, 2021 5:35 pm

Si hubiera tenido más energía para expresarse, se habría notado la ligera curva que tomaban sus cejas componiendo una discreta expresión de desconcierto y, al mismo tiempo, casi inquisitiva. No quería pretender que conocía a Akash; pese a que, de hecho a veces adoptaba ciertos gestos que si reconocía. Y aún así, pese a estar hecho un asco y en vías de recuperación; Natsuki era consciente de que había algo más fuerte que todo ese cansancio y malestar, que le impedía rendirse y dejar de sentirse en tensión y en una extraña alerta que lo único que hacía era cansarle más.

¿Por qué no podía ser un poco más honesto, y relajarse?

Akash no era diferente de Odasaku, si obviaba el hecho de que tenía mucho más capital económico de lo que hubiera dejado ver cuando se conocieron y que, básicamente, era un oni. Y quizá esa era la razón por la que a Nana se le hacía todo más difícil  o algo así. En aquel momento, la obviedad que soltó el de cabellos blancos provocó que el cazador sonriese al punto de soltar algo muy parecido a su risa usual, sólo que esta podía escucharse más ronca y floja.  Y con eso, se sintió algo más tranquilo. Seguía sin comprender muy bien porque estaba tan enfadado o porque se ofendía y ofuscaba tan rápido.

«A veces... te pasas de adorable »dijo Natsuki, con toda la honestidad que le fue posible. No se sintió avergonzado y, sorprendentemente, tampoco se sintió violento con la situación. Por alguna razón decir aquello le hizo perder parte de la tensión que iba cargando. No es que no siguiera enfadado —por cualesquiera que fuesen las razones de ello—, pero también estaba cansado. Como aún no parecía tener el tacto a un nivel normal, Natsuki se concentró para tomar la bandeja y colocarla en su regazo.  Descubrió, a los pocos bocados,  que su apetito ya estaba regresando porque cuando pareció regresar de su ensoñación, ya sólo quedaba un puñadito de arroz. Hizo un pequeño puchero antes de terminárselo todo y suspiró. «Estaba bueno, gracias.»

Dejó la bandeja a un lado y volvió a tumbarse, de manera que no le causara molestia mirar a Akash. «No es que no pueda hablar, es que aún no escucho bien. Y esto es más cómodo» los gestos que había Natsuki, en aquel momento, eran más aletargados. Volvía  a sentirse adormilado y no quería dormirse; tampoco quería admitir porque no quería simplemente dormir hasta estar bien.

Era todo muy estúpido y frustrante.

«Ven, por favor» se hizo a un lado del futón y dio un par de palmaditas a la zona que había dejado libre.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 27

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Akash Vie Ene 08, 2021 6:02 pm

¿Eh...?, el aire taciturno a su alrededor desapareció, con un parpadeo descolocado y un ligero gesto interrogante la máscara de falsa tranquilidad en Akash comenzó a ver sus primeras grietas. No se esperaba ese cambio en el comportamiento de Natsuki, sobre todo después de lo ocurrido, siempre había pensado que cuando la tensión se quebrara lo haría con la brutalidad del enojo que cargaba el cazador; situación para la que todavía no se encontraba preparado. Tampoco es una novedad que para esta lo estuviese, una parte de él sabía que si tuviese siglos de antelación el resultado sería el mismo. Porque lo que necesitaba no es tiempo, sino dar un paso.

Poco a poco fue saliendo del estupor en que se sumió, pasando de la perplejidad a una leve sensación de alivio que se reflejó en una tenue y breve sonrisa, breve porque cuando se dio cuenta hizo un esfuerzo por volver a su aspecto imperturbable y tranquilo. Una parte de él no se sentía cómodo revelando sus propias preocupaciones, no porque le avergonzaran Ὄlos dioses saben que Akash tenía muchas cosas, pero una de ellas no es la vergüenza, ni siendo humano ni demonioὌ o debido a sus conflictos emocionales relacionados con Nana. Era, la pura contradicción de que no se veía correcto que en su posición se permitiera relajarse, cómo si Nana no estuviese en así por su culpa. Odasaku/Akash odiaba la culpa. Pero odiaba más no saber cómo quitársela de encima.

De todos modos, ver a Nana comer por su propia cuenta y dejar, por primera vez, la bandeja vacía sin tantos problemas, le subió el ánimo. Quería decir que mejoraría, y por lo tanto, viviría. Tal vez eso, junto con el nuevo aire parcialmente relajado de Nana sirvieron de incentivo a tomarse un descanso de permanecer pasivamente alerta. Akash no había reparado en lo cansado de eso hasta ese momento que se permitió bajar la guardia, la tensión almacenada en su cabeza y los hombros comenzaba a disminuir de forma considerable.

Ojalá también disminuyera mi capacidad para redundar y ser estúpido, pensó justo después de señalarse a sí mismo cuando Nana le invitó a acercarse al futón. Lo hizo, se acomodó al lado permaneciendo sentado, la idea de relajarse demasiado le resultaba extrañamente escandalosa e inapropiada, a saber por qué si ya había hecho cosas muchísimo más escandalosas e inapropiadas que esa sobre un futón. Akash le echaba la culpa a su desorden interno.

«Mi arte de sangre te golpeó, no es extraño que tengas problemas con el oído», se explicó con gestos más parcos pero igual de legibles, no existían signos fluidos para "arte de sangre", así como tampoco existían para expresar el nudo que comenzaba a sentir en la garganta. Entendía que, tras recuperar parte de sus recuerdos como humano, como humano libre, estaría desestabilizado y susceptible, pero también entendía que Nana tenía gran parte de influencia en ello, después de todo, las cosas comenzaron a ponerse extrañas en su mundo cuando él apareció en ese callejón.

«Yo lo... lo siento, me di cuenta tarde» soltó añadiendo un suspiro que sonó frustrado, consigo mismo o con lo ocurrido, ambas tenían estrecha relación. «Encontraré la manera de curarte, voy a repararlo», dejó caer las manos después del último símbolo, la sensación de estar prometiendo cosas de las que no se sentía seguro de poder cumplir, esa espina desagradable de una mentira blanca que no deseas que sea mentira, pero que podría serlo... ¿de humano había sido tan igual de estúpido como para repetir el mismo error?, Akash sabía que sí. Porque para él no eran mentiras aunque sonaran de ese modo.

Era esperanza.

«Hoy comiste todo, eso es bueno», añadió haciendo un esfuerzo por no prolongar más el pequeño silencio que se hizo. «Humano que come es humano que vive».


Última edición por Akash el Vie Ene 08, 2021 6:29 pm, editado 1 vez
Akash
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Invitado

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Invitado Vie Ene 08, 2021 6:07 pm

Eran pocas las veces que Natsuki se contenía. En momentos como aquel, que estaba convaleciente, no pretendía esconder lo que pensaba porque era muy cansado. Su expresión marcó un puchero. Muy pronunciado. ¿La razón? No estaba conforme con que Akash hubiera decidido sentarse. De no ser porque estaba demasiado agotado por el simple hecho de mantenerse despierto y respirando, Nana hubiera hecho una épica pataleta propia de un adolescente consentido.

Así que se contentó con hacer un puchero, hinchar las mejillas y fruncir el ceño durante unos segundos, hasta que su atención se puso en lo que hablaba el demonio. Cuando Akash terminó, Natsuki se permitió permanecer un rato en silencio, mientras pensaba o intentaba asimilar lo poco que el otro había dicho. Entonces, cerró los ojos y suspiró.

«Dentro de unos días lo que has traído no va a servir ni para la primera comida del día» comentó haciendo un modesto uso de signos, no había usado los necesarios para que la expresión pudiera quedar más limpia, pero podía entenderse.«Como muchísimo. No te pudiste haber dado cuenta porque. Bueno. Supongo que hubiera sido impropio desayunar juntos. Teniendo en cuenta nuestras dietas » Natsuki sonrió, aunque tenía muy claro que todo lo que tenía que ver con ellos había sido impropio desde el principio, si tenía en cuenta los supuestos límites que había entre onis y humanos. «No te disculpes. No fue tu culpa, se irá curando. Empiezo a oler ruidos, así que es una buena señal.»

Natsuki se movió dentro del futón, sintiéndose incómodo de la nada. Sabía que retorcerse como una lombriz no lo ayudaría en nada, pero al menos perdía el tiempo haciendo algo estúpido mientras pensaba. Porque había muchas cosas que quería decir, y todas entraban en el saco de "cosas innecesarias porque no forman parte del plan".  Así que en aquel momento, intentaba hacer un turbio ejercicio de contención para evitar explicarse.

Finalmente, abrió un ojo — aunque no estaba seguro de cuando los había cerrado— y miró a Akash con un gesto que mezclaba muchas de las emociones que sentía en menos o mayor medida en aquel momento: incomodidad, frustración, inseguridad, miedo y un alta dosis de irritabilidad por todas esas emociones molestas que no necesitaba para curarse. Extendió las manos, y su expresión cambió a una —durante un lapso de apenas un segundo— de puro horror al contemplar el horrendo estado en el que se encontraban sus manos y uñas. Ahora era demasiado tarde para intentar ocultar media cabeza bajo las mantas.

Esa vez, sin darse cuenta; soltó un pequeño gruñido; irritado y molesto. Porque no le gustaba estar mal y le gustaba mucho menos que alguien tuviera que verlo en ese estado. Deplorable.

Urgh. Solo esperaba que la ausencia de mal olor no se debiera a que se hubiera acostumbrado a la peste.

¿Era por eso que mantenía tanto las distancias?

Conteniendo las ganas de intentar olisquearse, Natsuki se centró en lo que había querido decir antes de percatarse de que no estaba pareciendo un ser humano. Volvió a dirigir la mirada a Akash, y suspiró.

«No me molesta que seas un oni. Me » se detuvo unos segundos, intentando pensar en un signo que se acercase a la expresión "emputar" que era lo más cercano a cómo podría describirse lo que sentía, cuando se dio cuenta que no conseguiría recordar nada decidió proseguir, haciendo una mueca casi molesta.«Me "enfada" la idea de que lo hicieses para reírte de mi» porque emputarse era mucho mejor que sentirse ofendido y dolido, que eran emociones con las que no podía trabajar. La ira, por el contrario; siempre resultaba buen carbón para seguir adelante.

Cuando hubo dicho todo lo que quería decir, pensando que era claro que no tenía nada en contra de él, teniendo en cuenta todo lo que había sucedido en la villa Inunaki, Natsuki escondió las manos debajo del futón y, esta vez, se permitió subir la manta hasta taparse la nariz.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 27

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Akash Dom Ene 10, 2021 3:05 pm

Por varios segundos que se le hicieron largos, Akash permaneció en un silencio atento a los signos que elaboraba Nana para comunicarse y lo que eso significaba en oraciones simples. Y aunque todo lo que decía debería significar tranquilidad para él, no llegaba a ser del todo tan sencillo como pudiese parecerle. Akash sabía que las cosas eran mucho más complejas que un simple engaño, o al menos, lo estaba siendo para él, porque ahondaba en un aspecto de su persona que había mantenido lo más reservado posible.

En algunas ocasiones, los gestos de Nana le parecieron tan graciosos que alguna que otra pequeña sonrisa se le aflojó antes que retomara el gesto de siempre, esta vez, con un tinte melancolía que se permitía soltar. Ya se sentía muy viejo como para esconder cosas, y no veía nada de malo en dejarlo ver frente a Nana.

«Tu enfado tiene fundamento», empezó diciendo para dar a entender que comprendía y aceptaba los sentimientos del otro, con una actitud más penitente de la que le gustaría. Akash siguió, no sin antes soltar un suspiro en lo que se armaba de paciencia, consigo mismo, no iba muy acostumbrado a hablar de sus emociones con otros. «Me gusta pasar tiempo con humanos, no a todos los… miro como si fueran comida. A veces, sólo quiero estar allí, como uno más, observar lo que hacen, ser parte del momento, pero no puedo hacerlo mostrándome como lo que soy: un demonio»

Una sonrisa amarga se alzó en una de las comisuras, negó suavemente con la cabeza, como si estuviese diciéndose a sí mismo que no tenía remedio alguno. Se tomó un momento para reflexionar lo que acababa de decir, de admitir para consigo mismo, antes de continuar haciendo signos con las manos.

«Nuestras naturalezas siempre van a separarnos, eso sin contar la existencia de quienes nos dan caza… Naturalmente, sólo puedo permitirme una o dos noches en el mismo sitio, es todo lo que necesito para… » Los ojos dorados de Akash marcaron un enlace en los de Nana, una suerte de desesperación se reflejaba en ellos, y contrastaba horriblemente con la sonrisa torcida que esbozaba. «Los demonios nos podemos clasificar de muchas maneras, pero, nosotros (Akaza, nuestros protegidos) solemos usar dos distinciones: los que sobreviven y los que no deseamos limitarnos a simplemente existir. No quiero ser absorbido por el hambre, y todas las emociones caóticas que influyen en un demonio. Quiero seguir siendo yo

Recogió las piernas abrazando las rodillas, en ellas se reclinó, la cabellera blanca le cayó de un lado formando una cascada desordenada de ondas. Akash se miró el dorso de ambas manos, tatuadas con círculos arcanos cuyo significado él mismo desconocía, al igual que el resto de las marcas tribales. Por un momento se preguntó si tendrían un significado oculto, o representaban algo de su vida pasada.

«La vez que nos conocimos, estuve inestable. Quedarme con Ikkiya, contigo… fue una decisión egoísta, sabía que todo iba a salir muy mal si no me marchaba en una o dos noches, aun así me quedé», suspiró, «me quedé porque disfrutaba vuestra compañía, y por unas noches, al encontrarme estable, quise creer que no pasaría nada si seguía postergando mi partida. Como ves… la estupidez no sólo es un mal humano. Y después, no dejé de extrañarlos», volvió a mirarlo y remarcó en señas «te extrañé».

Esta vez fue su turno de esconder la cabeza entre las rodillas, dejó las manos a la vista para seguir haciendo señas sin tener que mirar nada. Haber sido extremadamente honesto le resultó agotador y hasta cierto punto, embarazoso.

«Cuidaré lo mejor que pueda de ti, aquí estarás a salvo.»
Akash
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Invitado

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Invitado Lun Ene 18, 2021 5:19 pm

Y ahí desaparecía el último grano de enfado épico que le quedaba. Natsuki puso los ojos en blanco y se molestó consigo mismo por no poder mantener la determinación de seguir enfadado por todo. No quería parecer un protagonista sacado de una novela romántica y derretirse por algo. No.

Eh, no.

Carraspeó, porque en realidad no sabía que decir y comenzaba a sentirse un poco estúpido cubriéndose con las mantas. Ahora estar tumbado era molesto. Todo era molesto, en realidad. Como las ganas de abrazar a Akash y decirle que por su parte todo estaba bien.

Abrió la boca, recordó que no se escuchaba. Volvió a cerrarla. Respiró profundamente, comenzó a retorcerse por dentro de las mantas hasta que consiguió sentarse de nuevo.  Estiró los brazos y con mucho cuidado —y nula fuerza— tomó a Akash de ambos lados de la cabeza y le hizo incorporarse un poco, para que pudiera mirarle.

«Yo también he echado de menos estar contigo. Y también me jodía molestaba la idea de que no pudiéramos volver a vernos. Quería patearte muy fuerte. Ya no me apetece, no me sale a cuenta»Natsuki esbozó una leve sonrisa y sin previo avisó fingió ir a darle un cabezazo en lo que resultó, rozar su frente contra la de él.  

Aún no entendía muy bien qué era lo que había ocurrido en la villa y tampoco conocía los detalles del pequeño grupo pseudo-familiar que parecía tener. Pero Natsuki, aun con menos sentidos que el resto de humanos, podía comprender que la gente que había en aquel lugar no era mala. Incluso si eran demonios. Quería confiar en que su madre tenía razón y existían ocasiones en las que uno podía confiar en su instinto aunque este desafiara la lógica.

En su mente no cabía duda que todo lo que decía Akash era sincero. Era algo aterrador, extraño y bueno.

«Confío en ti. Siempre supe que eras raro, de todos modos. Ningún adulto humano es tan atolondrado y bobote. Ni adorable. Ni tampoco ningún humano huele como tu. Pero en ese momento, no sabía como asimilar la información» intentó explicar por medio de señas, una vez volvió a separarse del otro, intentó contener la tentación de pestañear. Mientras la contención de lo primero fue exitosa, no pudo evitar sonreír entre coqueto y jocoso por ninguna razón aparente.  Y en ese momento, sin poder aguantar la tentación por mucho tiempo más, preguntó varias de las cosas que rondaban por su cabeza. Quizá porque estaba más libre de carga y con menos tensión o porque quizá el cansancio no le dejaba pensar racionalmente: «¿Huelo mal? ¿Me veo muy mal?»
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 27

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Akash Miér Ene 27, 2021 6:19 pm

Tratar de explicar la emoción que le embargó al leer los gestos de Nana en compendio con su rostro desenfadado, libre de cualquier reproche, cualquier resentimiento que tuviese hacia él y sus acciones; tratar de explicar la sensación de que remuevan gran parte de lo que venía temiendo y preparándose para asumir sin más, como estar a la espera de un golpe en la cara, resulta complicado pero puede resumirse en que iba más allá del alivio, más allá de la sorpresa y la incredulidad.

Esto es lo que significa ser perdonado. No supo de dónde vino la seguridad de aquel pensamiento, pero tampoco lo iba a cuestionar. Con lo conmovido que se sentía comenzaba a darle toda la razón a cada una de las palabras de Nana con las cuales le definía como un bobote atolondrado a través de su rostro, de tener su reflejo habría notado que parecía estar a un paso de abrazar a Nana o de echarse a llorar como una Magdalena en su hombro.

Fijarse en la pregunta lo salvó de reafirmar lo que en el pasado, en su vida humana, muchos de sus conocidos y familia siempre decían de él. Akash parpadeó un momento, miró el rostro del muchacho y sonrió con franqueza antes de responderle: «Tú siempre te ves bien, Nana. Hoy amaneciste con buen semblante, mañana estarás mejor que hoy hasta que en unos días sanes», le respondió con gestos pausados y ligeros. Que se preocupara por su apariencia era signo de que ya todo lo importante estaba hablado, ahora podían irse a lo más trivial.

Como para reafirmar sus palabras, peinó un poco los cabellos de Natsuki con sus dedos, no estaban nudosos, las hebras se deshacían con facilidad a los lados del rostro, alguno que otro mechón rebelde se alzó para reafirmar su derecho a lucir como quería. Akash soltó una pequeña risa desenfadada antes de terminar, había evitado con conciencia el área que permanecía al descubierto por la herida del tirón. «Mañana terminaré de preparar el baño con las termas, las aguas deben ayudar a que todo cicatrice mejor», le dijo, con el suficiente buen ánimo como para no sentirse molesto por haber encontrado los baños termales en un estado tan deplorable. No sabía quién de todos los inquilinos fue, o si se trataba de algún intruso mientras estuvieron fuera buscando a Bei, pero el desgraciado o desgraciada había dejado un chiquero.

Akash había inspeccionado la mansión en busca de pistas de allanamiento, pero no encontró más que eso, así que por descarte sus sospechas iban orientadas al único demonio con tendencias salvajes al cual le abrió las puertas de su casa alguna vez.

«¿Necesitas algo más?, ¿almohadas, cobertor, más calefacción, té?», enumeró las palabras cada una con un gesto interrogante, ahora que el joven se comunicaba sin dificultades le sería más sencillo hacer de su convalecencia algo menos difícil.
Akash
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

{FB} Like winter {priv. Natsuki Sato} Empty Re: {FB} Like winter {priv. Natsuki Sato}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.