Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» diez caractyeres
La Academia Yuenin | Priv. EmptyLun Oct 18, 2021 6:43 pm por Fokkusu-san

» Afiliación Élite - Rousseau Academy
La Academia Yuenin | Priv. EmptySáb Oct 02, 2021 11:00 am por Invitado

» Keiko Suzuki
La Academia Yuenin | Priv. EmptyMar Sep 21, 2021 1:58 pm por Keiko Suzuki

» Peticiones al Staff
La Academia Yuenin | Priv. EmptyMiér Sep 08, 2021 4:40 pm por Rengoku Kyojuro

» [Priv] Promesas vacías
La Academia Yuenin | Priv. EmptyLun Sep 06, 2021 1:36 pm por Harashi

» Ficha De Personaje | Harashi
La Academia Yuenin | Priv. EmptyDom Sep 05, 2021 10:41 pm por Fokkusu-san

» Respite | Priv. Nick
La Academia Yuenin | Priv. EmptyDom Sep 05, 2021 1:04 am por Nick Miller

» Registro de PB
La Academia Yuenin | Priv. EmptySáb Sep 04, 2021 8:04 pm por Sakura-chan

» The Assassin & The Red Panda [Bei Hí ID]
La Academia Yuenin | Priv. EmptySáb Sep 04, 2021 8:00 pm por Sakura-chan

» Pure Hypnotic Powder [Jingyi ID]
La Academia Yuenin | Priv. EmptySáb Sep 04, 2021 7:58 pm por Sakura-chan

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es cálido y humedo, recuerda beber mucha agua y proteger tu cabeza de los rayos solares. Las noches son frescas y la comida abunda, aunque también los insectos.
Estación: Verano
Hasegawa InoueCazadora Kanoeí. Ficha más reciente
Rengoku KyojuroHashira - Pilar de las llamas.Personaje destacado
Novedades
Apertura del foro.14 de Agosto —El foro abre sus puertas. Sean bienvenidos a Fall of the Heavens, capitulo 1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Jue Ene 14, 2021 6:25 pm

De todas las misiones que ha hecho hasta ahora, para Tanjiro esta es la más extraña. Es la primera vez que le piden algo más que simplemente dirigirse a una aldea o villa para asesinar al demonio de turno amenazando a las personas. Para variar, necesitará hacer un mayor esfuerzo y mezclarse en una sociedad que hasta ahora se le era desconocida.

La vida en una academia.

Desde dos desapariciones recientes dentro de ese lugar, uno de los colaboradores de la organización nos dijo que sospechaba que algo andaba mal. La tarea es simple, Kamado-kun: entras como un estudiante transferido, investigas lo que sucede y si hay un demonio, tendrás que reportarlo y en la medida de lo posible, encargarte de él por tu cuenta… siempre que no sea uno demasiado fuerte para tu rango ¿Crees que podrás?

Tanjiro asiente sin dudar, porque de solo pensar en un lugar lleno de niños con un demonio acechándolos, se le pone la piel de gallina y siente la urgencia de hacer algo a como dé lugar. Y así es como empieza su viaje hacia una de las ciudades del país, con vestimenta nueva, papeles organizados y una identidad que no se diferencia demasiado de la actual, solo que omiten algunas cosas: como que es un cazador de demonios o que una buena parte de su vida la pasó sin asistir a un solo instituto.

Nunca ha estado en un ambiente como este, y por eso se siente nervioso, pero no por eso quiere dar marcha atrás. Agarra con decisión el maletín y se presenta en las puertas de una academia enorme, con arquitectura mayormente extranjera. Al entrar, no le cabe duda de que allí dentro hay un demonio, porque el olor está en todas partes, lo cual es tan alarmante como desconcertante.

¿Cómo puede estar en un lugar tan cerrado sin que nadie sospeche de lo que sucede aquí?

La mujer encargada de guiarlo es amable y lo guía por los pasillos hacia el área de los dormitorios. Va a compartir uno con otro estudiante. Al principio parece incómoda por la amabilidad tan clara en la voz y el rostro del muchacho, pero luego algo con ella parece ceder, e incluso le sonríe.

Es aquí. Espero que tu estadía en la academia Yuenin te sea de agrado, Kamado-kun.

¡Gracias!

Con una reverencia se despide y encara la puerta de su nuevo dormitorio, tan nervioso como el comienzo, pero decidido a seguir.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Jue Ene 14, 2021 7:46 pm

Actualmente ya no se molestaba siquiera en contar los días, todos eran mas o menos lo mismo. Hacia no mucho tiempo su hermano lo había dejado al cuidado de unos familiares que Vivian lejos de la finca Rengoku principal, supo que tuvo una charla con ellos, pero nunca se entero de que hablaron exactamente… Por su parte solo podía adivinar que su hermano les conto lo ocurrido y, para cuando lo dieron de alta de la Finca de las mariposas vivió con esa “nueva familia” solo un par de semanas antes de ser enviado a ese Internado.

- Que manera tan poco sutil de decirme que soy una molestia….

Comento el joven mientras miraba a travez de la ventana reforzada con barrotes metálicos. La verdad distaba mucho de lo que los pensamientos mas obscuros de Senjuro imaginaron, pues las intenciones de sus familiares eran en realidad llevarlo a un ambiente donde estaría rodeado de otros niños de su edad con los que pudiera convivir y ya que el chico demostró ser bastante inteligente no escatimaron en mandarlo al instituto con la mejor reputación y prestigio que conocían.

De arquitectura extranjera y un hermoso jardín frontal, la belleza del lugar en realidad ocultaba un infame y casi inhumano sistema Meritocrático que los regia; Uno con el que incluso él tenia problemas. Por supuesto, había llegado al lugar con la mejor actitud que le fue posible pese a que se sentía dolido por el aparente “abandono” de su hermano y después el de sus familiares al dejarlo en ese lugar, y la presencia de su fiel Heishi, Shogo, fue la que capturo primero las miradas y la atención indeseada.

Invocando un Heishi siendo tan joven
Tus modales son impecables, se nota que vienes de buena familia
Puedes resolver estas ecuaciones avanzadas tan fácilmente
Tu lectura y caligrafía son perfectas

Por supuesto todo comenzó con los halagos de los profesores, Senjuro siempre había sido un estudiante dedicado y aun desde mucho mas joven hundía la cara en los libros después de cada entrenamiento con la espada, su excelente memoria le facilitaba mucho las cosas, pero su diligencia y constancia en realidad eran lo que lo había llevado a ser quien era ahora.

Y pese a que fue dado de alta de la finca de las mariposas, lo cierto es que solo le estabilizaron, pero su cuerpo aún seguía reforzado por la técnica de sangre y su asma actualmente no era mas que un mal recuerdo.

Por supuesto aquellas sesiones de estudio independientes así como los entrenamientos con su hermano desde muy pequeño colocaron a Senjuro en el “tope” de la cadena alimenticia y si bien todo mundo le sonreía y halagaba de frente, los murmullos y la envidia a sus espaldas era algo que por mas que lo intentaba era imposible de ignorar, incluso en descarados sabotajes por parte de sus compañeros y la presión tanto de los profesores como de su propio apellido estaban siempre presentes, obligándolo a mantener un ritmo poco saludable de progreso.

Pero aun con esas, era consciente de que dentro de todo no era el que peor la pasaba en ese ambiente escolar tan agobiante.

No es que hiciera la vista gorda para con el maltrato que sufrían los de “Rango” mas bajo, es que en realidad no podía hacer nada por ellos, o mas bien, no sabia que hacer por ellos. Aparentemente en el instituto estaba la regla no escrita de poder tratar a aquellos con rango inferior al tuyo de la forma en la que te plazca y por supuesto los que más sufrían con ello eran los que estaban en la escala mas baja. Todos portaban una placa en el cuello que marcaba su estatus en el lugar, desde el cobre, que era el mas bajo, hasta el oro que resultaba ser el rango más alto; Senjuro estaba situado en ese último.

Si bien su estatus le permitía frenar uno que otro abuso para con los mas débiles, no tardo en darse cuenta que ese ambiente no se limitaba solo a los estudiantes; Los maestros tendían a burlarse de ellos y en la cafetería solo podían consumir alimentos que Senjuro solo podría catalogar como sobras. La presión sobre los estudiantes llegaba a niveles tan inhumanos que incluso llego a escuchar un par de rumores sobre “estudiantes de cobre” que perdieron la vida por el sobre esfuerzo. Por supuesto el “degradar” rangos era una amenaza que mantenía a los chicos desesperados y tensos.

Por supuesto intento mandar una carta a sus familiares para contarles lo que ocurría, pero no hubo ninguna respuesta, intento también escribir a su hermano y tampoco hubo suerte. De la misma manera tanto el como a Shogo les estaba prohibido abandonar el lugar, por lo que ella tampoco podría entregar las cartas directamente. Finalmente, el mas joven de la familia Rengoku se rindió y dejo de pelear contra la corriente, adoptando su papel esperado del “impecable hijo de un noble” y haciendo ojos ciegos y oídos sordos a todo lo que ocurría a su alrededor.

Por que simplemente era demasiado doloroso no poder hacer nada al respecto.

Senjuro se volvió mas frio e indiferente, especialmente con los maestros que lo atosigaban con halagos que a estas alturas sonaban hipócritas y vacíos tomando en cuenta la dureza y crueldad con la que trataban a otros estudiantes. Así comenzó a pasar los días, limitándose a ir de las clases al comedor y del comedor a la biblioteca para finalmente regresar a su dormitorio, el cual tenía un par de camas que hasta ahora se habían mantenido vacías.

Hasta que la puerta se abrió dando paso al nuevo inquilino. Otra pobre alma a la que seguro los dioses abandonaron al mandarla ese internado al que poco le faltaba para ser un infierno en la tierra. Senjuro le dedico una mirada rápida y, lanzando un suspiro pesado se decidió a ignorarlo y continuar con su lectura.

- Amo, ¿Dónde están sus modales?

Le reprendió el ave, quien tenia su propio perchero para recostarse el lado de la cama del joven Rengoku. Shogo pese a todo intentaba aligerar el ambiente tan pesado y voló hacia el recién llegado para darle una cálida bienvenida.

- Perdónalo, mi amo solo está un poco cansado, pero te aseguro que normalmente es una buena persona. Yo soy Shogo, un placer. ¿Es tu primer día aquí?, ven, pasa y ponte cómodo pio, pio.

Comento la Fénix intentando parecer lo mas alegre y animada que le era posible, pero ni todo el entusiasmo del mundo podría enmascarar el ambiente pesado y sombrío que reinaba en la habitación.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Dom Ene 17, 2021 6:03 pm

¡¿RENGOKU-SAN?!

Antes de que el pensamiento escandaloso alcance sus labios, Tanjiro se ve en la obligación de morderse la lengua y refrenarse. Por poco. El cabello brillante igual a las llamas, así como ese semblante tan parecido al de cierto cazador difícil de ignorar por un instante lo dejó desconcertado. Al principio pensó que estaba de frente otra vez con Rengoku Kyojuro, pero al cabo de unos pocos segundos, observando mejor, se dio cuenta de las diferencias.

El muchacho que yacía sentado en su cama leyendo tranquilamente era más pequeño y no tenía ese aire vibrante a su alrededor tan característico del cazador de las llamas. Parecía que en aquel rostro no cabía la sonrisa desbordante que Tanjiro tan bien conocía a esas alturas, y por si eso no fuese suficiente, el propio ánimo que inspiraba resultaba todo lo opuesto a Kyojuro.

Es como una versión en miniatura… pero también es diferente.

Tan absorto está en sus propios pensamientos, que no nota al ave parlanchina hasta que le dirige la palabra directamente. Tanjiro parpadea, saliendo de su sorpresa casi como si se hubiese abofeteado en su mente, y luego se adentra a la habitación hasta llevar sus pertenencias a la cama que se supone será su lugar de descanso lo que dure su misión.

Ah, sí, no se preocupe, no pasa nada —comenta con una sonrisa dulce, antes de dejar su maletín sobre la cama. El resto de sus pertenencias llegará dentro de poco en el interior de una maleta mucho más grande, en donde por supuesto, pueda entrar su nichirin—. Un gusto en conocerla, Shogo-san, mi nombre es Kamado Tanjiro —se presenta, lejos de extrañarse de ver a un ave hablar después de pasar sus días como cazador interactuando siempre con cuervos parlantes—. Soy nuevo en la academia, espero que nos podamos llevar bien —añade, sonriendo cándido primero al ave y luego al otro muchacho miniatura de Rengoku.

Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Dom Ene 17, 2021 8:05 pm

- Lo dudo… -

Respondió el muchacho aun sin moverse de su lugar y sin apartar siquiera la mirada de su libro, pasando la pagina tranquilamente. No había ego o presunción en sus palabras sino mas bien una pesada resignación.

- En este lugar nadie puede llevarse bien y será mejor para ti que vayas haciéndote a la idea de que todos aquí serán tus enemigos...

Esa era la realidad que regía la escuela, una que un montón de niños como ellos no podían cambiar y, de hecho, muchos no pretendían siquiera intentarlo. El podrido sistema se encargaba de que los chicos estuviesen lo bastante desesperados por subir o mantener su rango como para plantearse siquiera que este era la base del problema y su sufrimiento. Estaban atrapados en ese desagradable lugar y entre mas pronto lo entendiera el recién llegado sería mejor para él.

Y entonces sintió un agudo dolor en la cabeza, seguido de otro pinchazo momentos después.

- ¡No puedo creer que trate así a su nuevo compañero de cuarto!, no recuerdo que le hayan educado de esa manera jovencito. ¡Ahora preséntate y dale la bienvenida como se debe!
- Shogo, pero que demo… ¡AUCH!

Cualquier replica o queja fue interrumpida por otro par de picotazos. Senjuro dio unas manotadas al aire para alejar al ave, no es que no llegase a notarlo… Shogo definitivamente se estaba volviendo mas severa sin permitirle al chico poner una mala actitud. Senjuro noto que los suspiros de fastidio y resignación habían sustituido completamente a las lágrimas, y suspiraba demasiado últimamente. Cerro el libro y se puso de pie mientras aun frotaba su cabeza, adolorido por los picotazos.

- Mi nombre es Rengoku Senjuro, hijo menor de la familia Rengoku; en la academia soy rango de oro… un… placer conocerte Kamado-san.

Comento suavizando un poco mas el tono de su voz a la par de que hacia una educada reverencia a modo de saludo.

- No… *suspiro* no pretendía ser desagradable… lo siento.

El ave entonces voló hasta posarse en el hombro del joven rubio, esponjando su pecho de manera orgullosa, aunque la expresión alegre del ave contrastara totalmente con la de su “Amo” quien a todas luces parecía sentirse mas miserable que un caracol en un salero.

- Eso esta mucho mejor, la cortesía no disminuye el valor de una persona, amo.

Otro suspiro pesado fue su respuesta para el ave, se sentía cansado aunque estaba entrada la tarde y las clases ya habían terminado por ese día. Todo lo que quería en ese momento era recostarse y dejar que por lo menos su mente escapase a través de la lectura.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Lun Ene 18, 2021 8:18 pm

La pequeña escena de escarmiento que se le presenta al frente deja a Tanjiro paralizado. Contempla la enorme regañina que la pequeña ave le hace a su “amo” y se le hace imposible contener muecas por cada picoteo que presencia, imaginándose el dolor. Le cuesta entender cómo tanto carácter puede caber dentro de un cuerpo tan pequeño como el de ese animal, pero al menos ya sabe que con la curiosa “Shogo” es mejor no tentar a la suerte.

N-no, ¡está bien! ¡No se preocupen! —dice de inmediato, agitando sus manos al frente para intentar restarle importancia al asunto. Tanjiro no está ofendido, ni mucho menos enojado y así lo demuestra en cuanto se presenta también, haciendo una reverencia—. Es un placer conocerte, Senjuro-kun. Seguro debes de estar cansado después de un día entero de clases, ¿no es así? Lo mejor será que reposes, no te preocupes por mí, trataré de no molestarte —inquiere con la misma agradable sonrisa y toda la comprensión que quizá a ojos de otros, el muchacho no se merece; pero Tanjiro es diferente—. A propósito, hay algo que me gustaría saber sobre lo que dijiste hace poco. ¿Es tan malo el ambiente en este lugar? ¿Y qué querías decir con eso de que eres “rango de oro”?

Las preguntas salen de su boca con perplejidad e inocencia, antes de siquiera ponerse a desempacar las pocas pertenencias que trae consigo por ahora. Tanjiro termina sentándose sobre la mullida cama, mirando de frente al muchacho, tentado por un instante en revelarle todo lo que trama junto a la organización de cazadores.

A fin de cuentas, los Rengoku han dejado por generaciones Pilares de la Llama y es imposible que nadie en esa familia no sepa hasta ahora lo que significan los demonios en el mundo. Llegó incluso a pensar que era el mismo Senjuro quién había alertado sobre lo que sucedía en la academia, sin embargo, en ese caso estaría al tanto de su llegada y el resto de la situación, cosa que no parece ser lo que sucede ahora. En ese aspecto, Tanjiro decide ir mejor con cautela.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Lun Ene 18, 2021 10:01 pm

Ante la amabilidad del joven Senjuro puso mala cara, no por que le desagradara sino por que intuía que una persona tan amable no aguantaría mucho tiempo en ese lugar. Ignorante de quien era aquel que tenía en frente imaginaba que acabaría rompiéndose a los pocos días. Bajo ligeramente la cabeza y sus ojos dorados con rojo enfocaron el piso.

- Creo que “malo” no es la definición correcta…

Dentro de todo, la naturaleza amable de Senjuro seguía latente, mas de lo que le gustaría, aun si intentaba ignorarla por su propio bien. Pero no podía evitar preocuparse por el otro y pese a que no lo parecía deseaba ayudarlo de alguna manera.

Si pudiera evitarle el sufrimiento que se avecinaba, lo haría, pero eso no era posible y lo único que podría hacer por el era adelantarle lo que le esperaba para que no lo tomase con la guardia baja como ocurrió con él. Primero lo primero.

- En la academia Yuenin hay 4 rangos: Cobre, bronce, plata y oro, la mayoría de los estudiantes se encuentran en el rango de bronce. Para asignarte tu rango se toman en consideración tus aptitudes físicas y mentales… suelen aceptar también “Donaciones voluntarias” de las familias más adineradas, así que aun si no lo dicen abiertamente podemos considerar el linaje de tu familia como otro punto mas de evaluación. Al asignarte tu rango se te da una placa que debes traer al cuello y a la vista en todo momento.

Al decir lo ultimo Senjuro señala la placa dorada que colgaba su cuello con el escudo de la academia. Hiso una pausa antes de continuar.

- A diferencia de los rangos de cobre y bronce, solo puede haber un numero limitado de estudiantes con los rangos de oro y plata… por grupo de estudiantes solo puede haber 2 de plata y uno de oro… Puesto sobre el papel no parece la gran cosa, pero es la base para desencadenar un infierno dentro de los muros de este lugar.

Comento sentándose de nuevo en la cama, soltando un suspiro nuevamente.

- Hay una regla no escrita en este lugar y esa es que los estudiantes deben someterse a la voluntad de aquellos que tienen un rango superior a ellos. Un estudiante de plata puede abofetear impunemente a un estudiante de bronce, por ponerte un ejemplo muy leve… en cambio sí es a la inversa el estudiante de bronce es severamente castigado por los profesores y delegados, incluso dándole solo agua y pan duro por días hasta que aquel de rango superior que “ofendió” decida personarle… Por supuesto, entre más alto sea tu rango vives con más comodidades, la mejor comida, las mejores habitaciones, ¿Entiendes a donde va esto?

La mirada de Senjuro se endureció, aquel ejemplo era uno muy leve en comparación a lo que había visto esos últimos meses mas no creía necesario entrar en demasiados detalles, acabaría por verlo por el mismo. Senjuro entonces se inclinó, retirándose una de las zapatillas y comenzando a quitarse uno de los vendajes que lo cubrían hasta el tobillo.

- ¿Recuerdas que te dije que solo podía haber un numero limitado de rangos de oro y plata por grupo de estudiantes?, bueno…. Hay otra regla no escrita… -

Se recargo un poco más en la cama para mostrarle la planta de su pie derecho que tenía algunas cicatrices de aspecto reciente con pequeñas formas de estrella.

- “Has lo que sea necesario para subir al rango más alto que puedas” … En la última clase de educación física metieron tachuelas en mi zapatilla y el día de ayer otro estudiante intento entrar a mi habitación mientras dormía, por suerte Shogo estaba vigilando. Me mandaron a una habitación vacía aleatoria mientras cambian y refuerzan la cerradura de mi habitación.

Pese a que relataba todo aquello Senjuro mantenía un tono de voz sereno, las vivencias posteriores que llevaron a su estadía en ese lugar no podrían catalogarse como mejores y los “pequeños” sabotajes hacia su persona con el fin de hacerlo fallar le parecían una penitencia justa a sus “pecados”.

- Como un extra, los maestros y delegados están por arriba incluso de los estudiantes de oro… así que evítate problemas y no los contradigas, aun si sabes que están equivocados. Igualmente tengo la sospecha de que retienen las cartas de nuestras familias… pero de eso no tengo pruebas.

Y dicho esto volvió a vendarse el pie. Shogo guardo silencio todo ese rato, posada en su perchero mientras miraba al pequeño joven rubio con ojos tristes.

- Es… todo lo que puedo decirte respecto a este lugar, lo demás acabaras viéndolo por ti mismo. Pide a los dioses que tengan clemencia de ti el día de tu evaluación mañana… aun que comienzo a creer que inclusos los dioses apartan su mirada de este lugar. -

La resignación de Senjuro era genuina y dentro de si mismo sabia que ese jovencito de ojos amables que ahora compañía habitación con él se corrompería como el resto y, en cuanto entendiera lo dura que era la vida en ese lugar no tardaría en intentar sabotearle como el resto de sus compañeros.

- Y una última advertencia, Kamado-san… Por las razones que ya le comenté Shogo tiene la orden de atacar a cualquiera que ella perciba como una amenaza... y ella no escatima en picotazos, así que ahórrese el mal trago.

Y dicho esto volvió a sentarse en su cama, retomando el libro que antes estaba leyendo.

- Lamento que las cosas sean así, Kamado-kun.

Se disculpo la fénix con otra reverencia educada, por supuesto ella mantenía su puesto vigilante, no podía controlar todo lo que pasaba alrededor, pero por lo menos podía garantizar que el joven Rengoku tuviera un poco de paz por lo menos en la habitación.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Miér Ene 27, 2021 4:17 pm

Lo que escucha Tanjiro le desconcierta y eriza la piel a medida que el relato de Senjuro avanza. Parece que aquel colegio no solamente es el nido de un demonio, sino de que se encarga de hacerles pasar a sus habitantes una estadía similar a la de estar en el infierno. Al menos para la mayoría.

Nunca se imaginó que la peculiar placa que cargaba el muchacho era más bien un reflejo de su rango actual en la academia. Tanjiro se pregunta si acaso en la organización conocían sobre esto, o el por qué a él hasta ahora no le han comentado nada parecido, ni mucho menos dejado alguna de esas placas para que la lleve. ¿Tal vez tenga que ver con la presentación de mañana? El muchacho aprieta ambos puños acomodados sobre sus rodillas, manteniendo una expresión seria y pensativa en el rostro.

A partir de aquí, solo puede hacer especulaciones para intentar comprender cómo es que un demonio sea capaz de habitar semejante sitio cerrado sin levantar sospechas. Quizá tenga que ver con el mismo ambiente abusivo del que habla Senjuro. Si los comportamientos más leves que reciben aquellos con rango de oro son atentados molestos e hirientes como el que sufrió hace poco, entonces resulta bastante fácil imaginar que la situación pueda escalar a niveles mucho más preocupantes.

¿En qué clase de sitio han metido a tantos niños y por qué nadie se ha levantado para darle un alto a comportamientos abusivos no solo por parte del estudiantado, sino de las figuras de autoridad?

Parece que hay mucho más que escudriñar para llegar al fondo de este misterio. El propio instinto le dice a Tanjiro que quizá, el demonio pueda estar de alguna manera relacionado, aunque ahora no sepa explicar cómo.

No te preocupes, Senjuro-kun. Mis intenciones no son las de lastimar a nadie aquí, mucho menos a mi compañero de habitación —comenta entonces luego de pasar segundos perplejos por las últimas palabras del muchacho, aunque después el rostro de Tanjiro refleja una sonrisa dulce y paciente. Puede imaginarse el por qué esté tan alerta y a la defensiva, sabiendo lo último que ha vivido—. Gracias por contarme todo eso. La verdad yo tampoco sé realmente lo que pase a partir de mañana, pero estoy seguro de que todo estará bien. Por ahora ordenaré un poco mi espacio para sentirme más cómodo, no te seguiré interrumpiendo en tu lectura. De todas formas si necesitas ayuda en algo o compañía, solo tienes que decírmelo —añade, el gesto sonriente le hace cerrar los ojos. Es difícil no ver en el rostro del pequeño Rengoku el recuerdo de Kyojuro y eso a Tanjiro, que lo admira tanto, le hace ser más amable de lo usual con él.

Poner las cosas en orden de su maletín a la habitación le ayuda además a organizar sus ideas en silencio. En esta misión encubierto necesita empezar a estudiar la situación y averiguar el paradero del demonio antes de que se cobre a otra víctima. Sabiendo lo que conoce ahora, tal vez consiga una manera adecuada para comenzar, y en eso medita unos minutos antes de frenarse y volver, muy a su pesar, a molestar a su compañero con otra pregunta.

Por cierto, Senjuro-kun, ¿es cierto que aquí dentro han desaparecido estudiantes recientemente?
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Jue Feb 11, 2021 6:40 pm

Compañía, si, un poco de eso le vendría bien… poder hablar con alguien libremente sin intentar guardar las apariencias, sin estar alerta todo el tiempo y con temor a ser acuchillado por la espalda. Senjuro se mordió ligeramente el labio inferior, sintiendo que no merecía quejarse por la situación en la que estaba.

La merecía a final de cuentas…

Si tan solo hubiese seguido resistiendo todo seguiría como antes, podría ver a su querido hermano aun que fuera solo un par de días al mes… podría seguir cocinando platillos deliciosos y salir a comprar el mandado al mercado donde las amables dueñas y encargados de las tiendas lo saludaban cálidamente. Ahora que prácticamente había sido arrojado a una jaula de “Kodoku” se sentía realmente estúpido por haber deseado más que eso, por envidiar a los otros chicos que a su edad jugaban en el parque mientras sus padres trabajaban y sus madres hacían el mandado.

El en cambio era poco menos que un asesino pues gracias a su hermano se evito que acabase por ejecutar el imperdonable acto de parricidio. Aun si pensaba que era lo correcto, incluso si actualmente aun tenia la certeza de que aquello habría sido lo mejor, lo cierto es que sentía que aquello era un castigo justo y aceptaba su destino con toda la calma y templanza que le era posible.

Merecía ahora más que nunca la soledad y el abandono.

Shogo no era ajena a esos sentimientos, pero además de evitar que el chico se descarriara y tomase un mal camino poco más podía hacer por el más que permanecer a su lado, aun si el chico parecía ignorarla la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, una pregunta el concreto hiso que el mas joven de los Rengoku alzara la vista y mirase a su compañero de cuarto con un gesto de notoria sorpresa. No por que la pregunta fuese extraña en si misma sino porque, al ser hijo de una larga estirpe de cazadores sabia mejor que nadie la primera cosa que solía llamar la atención de los cazadores de demonios: Desapariciones o sucesos extraños.

Y no es que el pensamiento saliera de la nada, Senjuro se tomo un par de minutos agachando ligeramente el rostro antes de responder: El rumor de estudiantes muriendo por exceso de trabajo era básicamente un secreto a voces, la versión que los maestros y prefectos contaban es que habían sido “trasladados a otra escuela”.

Que alguien viniera preguntando directamente por desapariciones era extraño, y mas si tomaba en cuenta que, en base a su experiencia, los estudiantes estaban prácticamente incomunicados de sus familias. Senjuro volvió a alzar la mirada para enfocarla en el joven de cabellera rojiza, negando suavemente con la cabeza.

- Debido a las condiciones en las que estamos, la “rotación” de estudiantes no es tan extraña... Cuando un estudiante deja de asistir a clases los profesores siempre nos dicen que los han transferido a otra escuela.

Comento el jovencito cerrando su libro, con sus ojos fijos en su compañero, ahora desprovistos de toda apatía por la sola posibilidad de que hubiese un trasfondo mas obscuro y siniestro encerrado entre esas murallas.

- Se supone que las familias de esos estudiantes vienen por ellos por las noches, pero nunca nadie los ha visto salir realmente, por ello circula como un rumor a voces que en realidad no es que los transfieran a otra clase, sino que mueren presas del agotamiento, el estrés y los malos tratos… -

Comento el joven de cabello rubio, dejando nuevamente su cama para levantarse y caminar directamente hacia su compañero, quien era más alto que él.

- Los estudiantes que con mayor frecuencia dejan de asistir a clases son los de rango cobre y algunos cuantos de bronce, al menos en mi aula de clases ha sido así… no hablo demasiado con los otros estudiantes así que no estoy seguro de como será en otros salones.

Senjuro entonces extendió sus manos hacia el joven Kamado, mirándole con una seriedad poco común en un chiquillo de esa edad.

- Kamado-san… ¿puede mostrarme sus manos por favor?

Preguntarle directamente si era un cazador de demonios seria algo estúpido, y mas aun si estaban siendo escuchados… no pensaba que nada de la información compartida hasta ahora pudiese llamar la atención de nadie que estuviese escuchando (si es que lo hacía), por ello buscaría en las manos contrarias “las maras de un espadachín”, cayos muy específicos que el mismo tenia en sus propias manos pues también llego a entrenar con la espada en su momento.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Jue Mar 11, 2021 11:42 am

De modo que de alguna manera, los mismos estudiantes ya sabían que algo muy cruel ocurría entre las paredes de esa institución. Solo que no se imaginaban hasta que extensión o si era una realidad latente. El gesto de Tanjiro se vuelve más preocupado, cualquiera lo confundiría con la consternación natural de un recién llegado al ver a donde ha parado, pero en realidad, se encuentra angustiado tras imaginar el destino de muchos alumnos de “baja categoría” a ojos de la academia antes de su llegada.

Y los que probablemente le seguirían en el mismo destino fatal, si no le pone antes un alto.

Las palabras de Senjuro arrojan algo de luz a su caso. Gracias a él sabe ahora por dónde comenzar, o a quiénes tener vigilados para intentar dar con el paradero del demonio. Los alumnos de bajos rangos parecen ser los predilectos, y a eso se le suma el recuerdo de que tal vez él se encuentre entre ellos. Ahora sabe que no por coincidencia.

Tiene un momento de parpadear confundido ante la extraña petición de Senjuro, así como su repentina cercanía, y luego intenta contener un respingo por su petición. Tanjiro entiende enseguida que el muchacho se ha percatado de algo extraño y quiere hacer una comprobación, ¿ya sospecha que él es un cazador?

Siendo el hijo menor de una familia de cazadores por muchas generaciones, no le extraña. Y está dispuesto a revelarle en confidencia su verdadera posición, casi a punto de extender sus manos para dejarlas a plena vista. Tener a un aliado más en aquella situación le parece una ventaja, después de todo...

Pero algo lo detiene.

Es tenue, y no lo notó hasta ahora mismo por un golpe del destino que no sabe si es bueno o malo, pero alrededor de Senjuro percibe el aroma casi transparente de una influencia demoníaca. Aquello lo descoloca, le paraliza las manos y le hace pensar dos veces su última decisión.

¿Qué significa eso? ¿Se trata de alguna técnica de sangre influenciando al pequeño Rengoku? No saber la naturaleza de su origen lo deja en una posición incómoda, y Tanjiro entonces decide proceder con cautela.

Qué petición tan extraña es esa, Senjuro-kun —replica fingiéndose ligeramente divertido, como si se estuviese tomando aquello en broma—. Todavía no ha llegado mi equipaje más grande, me pregunto por qué. Tendré que ir a revisar o preguntar si acaso lo han transportado a alguna otra habitación por accidente. ¡Discúlpame un momento!

Con esa salida pretende escaquearse, abandonando la habitación a prisas mientras trata de ocultar su cara porque Tanjiro es pésimo mintiendo sin que se le note en la faz.

Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Dom Mar 28, 2021 7:48 pm

De un momento a otro algo cambia por lo que el chico de cabello rubio no puede hacer mas que parpadear de forma perpleja por unos momentos sin entender el por que aquel repentino cambio de actitud. Al verlo retirarse lanza un ligero suspiro, pensando que tenia sentido que estuviese alterado después de haber escuchado como era la situación.

- En definitiva, es un mal mentiroso… -

Murmuro para si mismo pasando una de sus manos por entre sus cabellos, pese a todo ahora sentía que se había involucrado un poco con su nuevo compañero de cuarto, pero por otro lado el día siguiente debía continuar con su pesada rutina de estudiante de esa academia.

- Ve con el Shogo, mantenlo vigilado y evita que se meta en problemas, si mis sospechas son correctas debemos evitar a toda costa que “lo transfieran a otra escuela” en su primer día.… pondré una barrera en la puerta y ventanas, estaré bien.

Y dicho esto bostezo cubriendo su boca parcialmente con su mano derecha, levantando barreras en la habitación antes de regresar a la cama, mas esta vez para intentar dormir un poco. Shogo por su parte ya conocía la academia de memoria pues no habían pasado poco tiempo en ese lugar así que no le costo mucho trabajo encontrar al muchacho con la cicatriz en la frente.

- Aquí esta Kamado-kun, ya es tarde así que mi amo decidido ir a dormir, pero yo no necesito hacerlo así que me pidió que lo ayudara a orientarse. El lugar es enorme después de todo y es fácil perderse, pio, pio.

Aun Shogo, tan propia y educada como una dama tenia dificultades para mantener la seriedad al ver el extraño gesto que hiso en el rostro, pero mantuvo la compostura, aleteando frente a el sin tener las confianzas de aterrizar sobre su hombro o su cabeza.

- Podríamos preguntar por su equipaje en recepción, aun que no creo que atiendan a esta hora… aun así, como aun no tienes tu placa es muy posible que solo pasen de ti si intentas preguntar, pero seguro tendrán una actitud mas amable si voy contigo, después de todo no es un secreto que soy la Heishi de mi amo.

Comento el ave alegremente, ignorante de la verdadera razón por la cual el otro chico abandono la habitación pues, francamente, ninguno de ellos tenia manera de saber que el “secreto” del mas joven de los Rengoku fue fácilmente revelado por un buen sentido del olfato.

- Y… de igual manera deseaba agradecerle Kamado-kun. Esta es la primera vez en semanas que mi amo mantiene una conversación así de larga con alguien; últimamente apenas habla, come o duerme… se que no lo parece, pero este lugar lo esta consumiendo lentamente tal cual lo hace con los otros niños y francamente me parte el alma no poder hacer nada.

Shogo confiaba en su buen criterio con las personas y tampoco había que ser muy observador para ver la calidez gentil y pura en los ojos del otro chico. Si podía ayudar de alguna forma daría todo de sí.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Mar Abr 13, 2021 7:06 pm

Apenas tiene unos breves instantes para pensar en soledad todo lo que ha escuchado. El lugar es tan malévolo como le gustaría a cualquier demonio, y al menos presta muchas de sus reglas al servicio de los come hombres para mediar desapariciones con facilidad. Sin embargo, es tan perfecto que resulta raro, ademas de asustar. Si Tanjiro tuviese mas experiencia y meditara a profundidad aquello, inmediatamente habría supuesto lo mas cercano a la verdad. Sin embargo, en esta ocasión apenas siente que comprende el momento.

Necesita investigar por su cuenta y olfatear el lugar para dar con el demonio cuanto antes.

-¿Shogo-san? -se le hace imposible al comienzo sobresaltarse en cuanto la shikigami llega hasta donde esta, aunque tras escucharla, vuelve a sonreír- Entiendo. A pesar de todo Senjuro-kun es una persona bastante considerada, gracias por hacerme de guía -la replica termina con el sorprendido ante el agradecimiento. No siente que se lo merece, aunque cuando termina de escuchar las explicaciones, la consternacion le hace pensar diferente-. Shogo-san... Tratare de ayudar en todo lo que pueda a Senjuro-kun mientras este aquí. No me gusta ver a nadie sufriendo, y tampoco lo que sucede dentro de esta academia. Si pudiera, buscaría la forma de descubrir el por que tratan tan mal a los estudiantes...

En ese momento se detiene de golpe. A su nariz comienza a llegar el aroma del demonio que en un inicio percibió sin saber bien de donde. Esta cerca. Tanjiro observa el pasillo que se divide en otros tres y señala el del centro, esta vez sin fingir ni mentir sobre la gran curiosidad que siente.

-Por ese sitio... ¿Que es lo que queda por ese pasillo?

Aun esta desarmado, por eso no debe apresurarse. Aunque ya esta pensando en una linea de acción esa misma noche. Necesita tener en manos la espada nichirin y entonces se pondrá en marcha, aunque antes es mejor enterarse bien del terreno.

Sin saber para nada que el demonio le acecha mas cerca de lo que piensa.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Invitado

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Invitado Lun Abr 19, 2021 9:53 am

Shogo no puede evitar sonreír de tal forma que, aun con su rostro de ave es notorio, en definitiva, ese jovencito parece tener un buen corazón y esta segura que es la brisa de aire fresco que el mas joven de la familia Rengoku necesita para recuperar un poco de fuerzas. No es ajena a sus sentimientos de soledad y a su tendencia por martirizarse mas de lo que debería, aun así, la sospecha que traen consigo ambos sobre el “nuevo compañero” es algo que los preocupa a ambos por igual.

El comentario e interés tan directo que siente el joven de ojos carmines llama la atención del ave, la cual ladea ligeramente la cabeza con extrañeza si se pone a pensar un poco en lo visto y vivido los últimos meses en la academia.

- Por ese pasillo se va al despacho del director de la academia, ni mi amo o yo lo hemos visto nunca si te soy franca y los estudiantes tienen estrictamente prohibido molestarlo. Solo habla con los estudiantes y sus familias antes… de… de ser transferidos.

El plumaje del ave se erizo de forma importante haciéndola ver mas mullida de lo que ya se notaba. ¿Cómo es que ninguno de los 2 lo había notado antes?, claro, no podían pues el ambiente escolar los mantenía tanto física como mentalmente tan agotados que difícilmente podían pensar en otra cosa que no fuese sobrevivir.

- Supongo que mi amo no estaba tan errado en llamar este lugar una “jaula de Kodoku”. Oh, la jaula de Kodoku es básicamente un “hechizo” de magia negra en el que se encierran a varios insectos en un jarrón y los dejas comerse entre ellos hasta que solo queda un sobreviviente y el insecto restante en cuestión queda tan impregnado de energía negativa que puede usarse como herramienta para soltar maldiciones y desastres.

Y es que un niño que logra graduarse de esa escuela seria en base a pisotear a los demás que lo rodean, de sacrificar a los demás y de abrirse paso entre aquel ambiente tan intoxicante…

- Cualquier niño que lograse sobrevivir a esto con toda seguridad no llegaría a ser una buena persona. Mi amo tiene un corazón noble y se niega a herir a los otros… como resultado se está debilitando de forma importante y los profesores son especialmente estrictos con él, no me sorprendería que pese a sus aptitudes lo acaben degradando en unos meses… Y si lo degradan…

Acabaría “transferido” tarde o temprano. Su propia línea de pensamiento la asustaba, sacudió la cabeza de forma enérgica intentando creer que eso no era posible, que algo como eso no podría estar sucediendo.

- No, quizá solo estoy dándole demasiadas vueltas a las cosas, ¿no?, en fin, lamento aburrirte con mi parloteo sin sentido. La recepción para preguntar por tu equipaje esta por este pasillo a la derecha, a la izquierda están los salones y el comedor, también la puerta que da al jardín trasero. Los baños están de regreso por los dormitorios al fondo a la derecha.

Por supuesto, el de “los buenos instintos” era Senjuro, Shogo por su parte no tenia manera de detectar el peligro, por lo que no era capaz de percatarse si los escuchaban o eran asechados.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

La Academia Yuenin | Priv. Empty Re: La Academia Yuenin | Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.