Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» diez caractyeres
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptyLun Oct 18, 2021 6:43 pm por Fokkusu-san

» Afiliación Élite - Rousseau Academy
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptySáb Oct 02, 2021 11:00 am por Invitado

» Keiko Suzuki
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptyMar Sep 21, 2021 1:58 pm por Keiko Suzuki

» Peticiones al Staff
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptyMiér Sep 08, 2021 4:40 pm por Rengoku Kyojuro

» [Priv] Promesas vacías
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptyLun Sep 06, 2021 1:36 pm por Harashi

» Ficha De Personaje | Harashi
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptyDom Sep 05, 2021 10:41 pm por Fokkusu-san

» Respite | Priv. Nick
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptyDom Sep 05, 2021 1:04 am por Nick Miller

» Registro de PB
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptySáb Sep 04, 2021 8:04 pm por Sakura-chan

» The Assassin & The Red Panda [Bei Hí ID]
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptySáb Sep 04, 2021 8:00 pm por Sakura-chan

» Pure Hypnotic Powder [Jingyi ID]
Come Play With Us [ +21 | Privado] EmptySáb Sep 04, 2021 7:58 pm por Sakura-chan

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es cálido y humedo, recuerda beber mucha agua y proteger tu cabeza de los rayos solares. Las noches son frescas y la comida abunda, aunque también los insectos.
Estación: Verano
Hasegawa InoueCazadora Kanoeí. Ficha más reciente
Rengoku KyojuroHashira - Pilar de las llamas.Personaje destacado
Novedades
Apertura del foro.14 de Agosto —El foro abre sus puertas. Sean bienvenidos a Fall of the Heavens, capitulo 1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 225
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 36

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Kohaku Lun Feb 15, 2021 6:10 pm








Ah, una misión. Era bueno estar en acción otra vez, pero ¿por qué carajo tenía que ser con él? Había salido ya de la Finca de las Mariposas, estaba recuperada tras las heridas que sostuvo en la Casa de Glicinas de los Fujimori. La asignación era bastante básica: ir a investigar un demonio que había hecho de una casa abandonada su guarida. Era una historia estándar, no era la primera ni sería la última así, ya Kohaku sabía cómo lidiar con ese tipo de situaciones.

Sí, funcionaba mejor en equipo, eso era algo que tanto ella como sus superiores tenían claro, pero ¿por qué carajo no pudo haber ido con Genya o con Kasumi? Entendía que Akira estaba bastante ocupado y no volvería a ser su pareja en una misión por un buen tiempo, pero por qué tenía que ser él.

Kyojuro Rengoku. Para Kohaku era difícil odiar a alguien, pero tenía que admitir que le disgustaba la presencia del rubio, si así lo podía llamar con esa tonalidad rojiza extraña que tenía su cabello. No se percataba de lo hipócrita que era hablar de eso sin reconocer que el suyo no era exactamente normal tampoco.

“Vamos, ya va a anochecer,” dijo a su compañero a regañadientes mientras se dirigían por el sendero que los llevaría hasta su objetivo.

“¡Vamos, vamos!” Repitió su cuervo, picoteando la cabeza del otro. Akachan no tenía idea de por qué a Kohaku no le gustaba tener a ese chico cerca (y se le olvidaría en unos pocos minutos si se lo intentara explicar), pero era leal hasta la muerte. “¡Kuroo Reiko te dio una orden, lacayo!” Ah, sí. Seguía con esa de confundir su nombre con el de su madre.

“Tranquilo, Akachan. Podemos encontrar el sitio desde aquí, toma el resto de la noche libre,”
dijo tras un suspiro. Con una última mirada sospechosa a Rengoku, emprendió el vuelo. Mejor así, no le gustaba poner a su pequeño compañero en peligro si podía evitarlo.

La casa en sí era imponente, de esas construidas en el estilo europeo que se había vuelto tan popular en los últimos años. No parecía vieja, de hecho, todo lo contrario. Según entendía, la casa solo había sido abandonada recientemente, tras la inoportuna muerte del dueño. Si tenía eso algo que ver o no con el demonio, nunca se enteraría. “Será mejor no separarnos.” No era lo que quería, pero teniendo en mente que no sabían a lo que se enfrentaban, era lo mejor.

Lo que no notaron ninguno de los dos fue que al entrar, la puerta simplemente desapareció.







Kohaku
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

C02. Cazadores
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 3000
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 200

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Rengoku Kyojuro Mar Feb 16, 2021 2:51 pm

A pesar de la extraña y repelente actitud de su compañera de misión, Kyojuro se mantuvo animado durante todo el trayecto hasta la mansión. No tenía remedio: aunque supiera en su fuero interno que por alguna razón no le caía bien a Kuroo-san, no podía evitar mantenerse igual de animado que siempre, sin elegir comportamientos parciales que le dieran excusas a la muchacha para odiarlo más si cabía. Todo lo contrario, pues la trataba como si fuera uno de sus amigos, filtrando de una manera épica cualquier gesto desdeñoso esbozando su sonrisa formal usual. Siempre mirando hacia adelante.

¿Oh? ¿Reiko es tu verdadero nombre o algo por el estilo, Kuroo-kun? —preguntó, como si no fuera consciente de que el cuervo de la chica trataba de picotearlo y para prevenirlo, su propio Kasugai refunfuñaba y se medía contra él chocando picos y garras con una clara muestra de descontento. Tampoco era consciente de la tendencia a confundirse por parte del otro pájaro—. ¡Se nota que te tiene bastante estima! Te trata como si fueras de la realeza.

Con ese comentario soltó una carcajada amistosa, mientras sus pasos les seguían aproximando hasta donde empezaría su nueva misión sin perder ese ánimo enérgico tan usual en él.

Estaban sucediendo desapariciones. Solía ser la primera señal de un demonio cerca, aunque en esta ocasión, no deberían ir a la búsqueda de él localizando y siguiendo rastros, sino yendo a una dirección concreta. El último sitio donde veían siempre a los desaparecidos era una mansión europea muy llamativa, pero dejada a su suerte. Con el paso de los días acabó convirtiéndose en un punto siniestro, de esos que las personas evitan como la plaga. Para los cazadores era una fortuna, pues les ahorraba trabajo a la hora de ejecutar su objetivo principal: decapitar a la fuerza oscura que allí habitaba lo más pronto posible.

Cuando Akachan alzó el vuelo, también lo hizo el cuervo de Rengoku, más como una medida preventiva para mantener a su compañero sano y salvo tanto de la otra ave como de su propia extraña inocencia.

Kyojuro, por su parte, se adentró con la misma seguridad que Kohaku al interior del lugar, ignorante de la silueta de la puerta principal desapareciendo a sus espaldas. El hall de la mansión era muy espacioso, alto como solían serlo esa clase de edificaciones, aunque para él, oriental hasta la médula, le resultaba excéntrico.

Siempre me sorprendo de lo extrañas que son las casas en los otros continentes. ¡Deben de pasar mucho calor en verano con unos muros tan densos como paredes! —comentó mientras miraba sus alrededores, atento, pero también lleno de curiosidad como un niño en pleno festival. Aunque parecía mantenerse relajado, con la mano diestra puesta de forma laxa sobre la empuñadura, en realidad se mantenía atento a cualquier cambio a su alrededor.

Después de todo, estaban ahora en territorio enemigo.

Un ruido parecido al crujido de la madera se escuchó más adelante, y después, en la lejanía, haciendo un eco misterioso, la risita siniestra de una voz aguda femenina.

Parece que el demonio no nos hará esperar más de la cuenta, Kuroo-kun.

Rengoku se adelantó en dirección a una zona que parecía ser la sala de estar. Las luces del lugar estaban presentes, pero eran extrañas: tenues, dándole al lugar una apariencia apagada, misteriosa. Algunas lámparas no parecían óptimas, pues emitían luz intermitente y a veces, de repente, se apagaban sin avisar.

Los alrededores no solo olían a madera, abandono y polvo, sino también a algo más.

Sangre.

_________________
Come Play With Us [ +21 | Privado] Firma-kyo
SET YOUR HEART ABLAZE!

Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 225
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 36

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Kohaku Mar Mar 09, 2021 2:27 pm







La casa era digna de uno de esos dignatarios del oeste, aun en abandono todavía se podía apreciar su esplendor. Juzgando por los tipos de lámparas, se trataba de una de esas casas que tenían electricidad. Mientras se adentraban a la casa, Kohaku buscaba un pequeño interruptor que prendiera las luces. Tal vez era mucho que desear que todavía funcionaran, pero era mejor intentar, más considerando el estado de su vista.

Pausó por un segundo antes de responderle, buscando su medicina dentro de sus pertenencias y aplicando varias gotas en casa ojo. Siempre ardía un montón, pero se rehusaba a quejarse en frente del rubio. “No seas idiota, mi nombre es Kohaku y eso lo sabes, ¿o acaso quieres burlarte de mí?” Todo lo que salía de la boca de Rengoku parecía eso mismo: una burla. No iba a elaborar, a decirle que su pobre pájaro senil se confundía y la llamaba por el nombre de su madre. Luego se burlaría de su cuervo también.

Ignoró el siguiente comentario. Por supuesto que la casa les parecía extraña, era lo normal. De haber sido otra persona – Akira, Genya, Muichiro, Kasumi o hasta un desconocido – habría comentado que había visto imágenes en los libros de su padre, pero que pocas veces había entrado en ese tipo de casas, mucho menos una de ese tamaño. Al ser Rengoku, prefirió quedarse callada. Encontró el interruptor que buscaba, intentó prenderlo un par de veces y en efecto, no servía de nada.

Tendría que navegar la casa a oscuras y por ende no le quedaba de otra que quedarse junto a su compañero. Al igual que él, se estaba comenzando a percatar del olor de sangre que permeaba el aire. No era cosa nueva, si de verdad era la guarida de un demonio, entonces claro que iba a oler a sangre y a muerte, pero… había algo más, algo que no podía identificar y que por ende subconscientemente había decidido descartar. Prefirió fijarse en lo obvio, en el ruido que venía desde una de las habitaciones más adelante.

Desenvainó su espada inmediatamente y se dirigió al origen del sonido, o por lo menos, lo que debió haber sido el origen. En lugar de un cuarto o una puerta, no había más que una pared. “¿Qué carajo-?”

Habría podido jurar que venían de un pasaje completamente recto. Sí, había un par de metros de pasillo detrás de ellos, pero de allí giraba hacia la izquierda y estaba segura de que no habían abierto ninguna puerta para llegar a donde estaban. Tal vez era por pensar demasiado, pero su cabeza le comenzaba a doler. Estaba algo mareada, su vista daba vueltas. Cerró los ojos y llevó una mano a su sien. No era momento para comenzar a sufrir de los efectos secundarios de su medicina, no era momento para-

Por el sabor de bilis, por el sonido de las arcadas, sabía que ese líquido negro en el piso había salido de su boca. Un momento de debilidad frente a una persona que detestaba, eso era lo último que necesitaba. ¿Entonces por qué le daban tantas ganas de reírse?






Kohaku
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

C02. Cazadores
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 3000
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 200

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Rengoku Kyojuro Mar Mar 09, 2021 2:36 pm

¡Kuroo-kun! ¿Te encuentras bien?

Rengoku también se vio sorprendido por el inesperado cambio de escena. Como si el pasillo a su espalda nunca hubiese sido una entrada, sino el que bien podía existir en el primer piso de una casona tan enorme como esa. Su sentido de la orientación le decía que algo andaba mal, pues no recordaba haber avanzado tanto, ¡apenas habían dado unos cuantos pasos dentro de la mansión cuando empezó aquella risita!

Una que se repitió otra vez, más de cerca, pero en esta ocasión hacia otro lado, en dirección a la nueva habitación que aparecía como por arte de magia. Para ese entonces Kyojuro tenía sus manos sobre los hombros de su compañera luciendo preocupado; no había desenvainado, más dispuesto a examinar sus entornos antes de actuar con violencia. Sus ojos antes extrañados ahora estaban más grandes por la sorpresa al ver no solo la sangre, sino también la sonrisa divertida de la cazadora en sus labios.

¿Kuroo-kun?

Tal vez era porque él no venía de una reciente recuperación, pero Kyojuro tardó más en darse cuenta de que habían caído en una trampa perfecta. En su caso, todo comenzó con una sensación de vacío en el estómago que fue ascendiendo hasta llegar a su cabeza, provocándole vértigo y haciéndole jurar que estaba cayendo en algún tipo de abismo sin fondo.

Todo a su alrededor se volvió negro. Lo repentino de aquel fenómeno le hizo ponerse alerta, sobresaltado, aunque sus pensamientos ahora parecían abrirse paso desde muy lejos, desde lo más profundo de aquella negrura en la que repentinamente se sumergía.

Volvió a escuchar la risa de alguien, y vagamente se sorprendió al darse cuenta de que venía de él. Lo surreal del momento se coronó cuando también imbuido en ese sopor inesperado dio cuenta de que era incapaz de mover a voluntad sus extremidades.

Parecía y se sentía como si alguien más las moviera aunque al mismo tiempo supiera que era más bien él, ¿algo así podía ser posible?

Fue en ese momento cuando llegaron otras presencias. Al principio siluetas entrecortadas por lo oscuro de la estancia, pero a medida que se acercaban, la poca luz mortecina alrededor comenzó a darles forma: un grupo de hombres y mujeres vestidos con kimonos descuidados, expresiones de regodeo así como un brillo peculiar en los ojos inspirado en locura.

Keke… kekekekeke, parece que tenemos otra vez compañía. ¿Ah? Si son otras de esas personas de uniforme de las que nos encargamos el día pasado. Me pregunto… ¿Estos vivirán más que los otros o serán igual de débiles?

¡Oooooh~! ¡Me muero por rajarles la garganta! ¡Estoy segura de que el jefe estará encantado si les llevamos algunos rastros todavía calientes de sus cuerpos! Aunque yo podría quedarme con el hermoso cuello de esa chica.

La voz femenina soltó una carcajada demencial, empezando a avanzar casi a zancadas hacia Kohaku. Al tenue resplandor se podía notar que en sus manos cargaba dos dagas ya manchadas de sangre vieja, esperando remojarse de nuevo.

Kyojuro se alejó de Kohaku, como si la abandonara a su suerte. El cuerpo del cazador se movía con parsimonia. La situación era crítica porque estaban rodeados por criminales del estado (cualquiera lo sabría al mirar los diversos tatuajes repartidos en sus cuerpos así como el aire roñoso que traían), pero aun así, daba la impresión de que no le parecía realmente un problema.

Alguien más fue hasta donde él estaba con un cuchillo de campo empuñado, pero antes de deslizarlo hacia abajo cerca del rostro del cazador, este le propinó un golpe repentino, contundente y crudo en toda la cara. Algo crujió, sin dificultad se podía saber qué era mientras resonaba entre las paredes otro réquiem de risas.

Ahora se trataban de las suyas, casi a punto de volverse carcajadas con la voz potente que solía tener adquiriendo un matiz siniestro. Con desconcierto la poca conciencia que quedaba de Rengoku se apagó en un mar de inconsciencia del que después se arrepentiría, dejándole el campo libre a lo que estuviese habitando ahora dentro de su cabeza.

La locura había vuelvo a esa mansión sin que los cazadores lo supieran.

_________________
Come Play With Us [ +21 | Privado] Firma-kyo
SET YOUR HEART ABLAZE!

Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 225
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 36

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Kohaku Mar Mar 09, 2021 2:38 pm







De un segundo a otro estaban rodeados y las paredes se habían expandido para formar una sala. Se intentaba aferrar a cualquier pensamiento racional que le quedara. Sabía en alguna parte de su mente que esas ganas tan irresistibles de reírse eran anormales.

Vio al maldito de Rengoku huir y dejarla atrás y no pudo contener una carcajada. Podía sentir como el poco sentido de razón que le quedaba es esfumaba cuando sintió las manos de esa mujer alrededor de su cuello, apretando. Inmediatamente se sintió transportada a otro instante, cuando garras similares trataban de cortarle el oxígeno. Por un momento vio el brillo de los ojos amarillos de Negai.

Su sonrisa solo se expandió. Las coincidencias de la vida de verdad que eran graciosas. Tomó la muñeca de la mujer y la doblo. Vio claramente como un hueso atravesó la piel mugrienta de la mujer y escuchó los gritos de dolor que le siguieron. “Vamos, no seas aburrida.” Desenvainó la espada, soltando otra risa al ver el charco de sangre que se formaba. “Eso fue solo un rasguño.” Acercó el filo al cuello de la mujer. “¿Qué era lo que dijiste? ¿Qué querías mi cuello?” Hundió el wakizashi y atravesó su garganta con un solo movimiento. “Qué lástima,” dijo con una voz burlona, recreando y exagerando una empatía ahora inexistente.

Quedaban otros más a su alrededor, sus miradas fijadas en la mujer agonizante, siendo testigos de los últimos segundos de su vida. Tomó su espada de nuevo y dejó que la sangre goteara al suelo. Las caras de los demás se veían graciosas, esa sorpresa convertida en ira y psicosis. ¿Dónde estaba el maldito de Rengoku? Él de seguro se divertiría también al ver lo que tenía planeado para esos pobres humanos. “Veamos, les voy a dar un par de opciones, pero no les voy a decir cuáles son.” Eso debía ser una sorpresa. No sería divertido de lo contrario. “Pueden elegir uno, dos o tres. ¡Tienen cinco segundos! Si no deciden, lo haré yo.”

No recibió respuesta, solo los ataques fallido de dos de ellos. “Bien, la tres entones,” dijo con una sonrisa, espada en mano. Hizo un corte vertical, abriendo la espalda del hombre más cercano y metiendo su mano debajo de la piel. “A ver… esta es tu costilla, ¿verdad?” Pregunto, tomándola con su mano. “¿Qué pasa si hago esto?” Preguntó con genuina curiosidad cuando jaló el hueso hacia ella.








Kohaku
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

C02. Cazadores
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 3000
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 200

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Rengoku Kyojuro Mar Mar 09, 2021 2:41 pm

Lo que fuera que había en el aire convirtiendo la habitación en un mar de locura se intensificó. Y él… él dejó de reírse por un momento para elevar la mirada. Antes no se le podía figurar ninguna de sus expresiones, pues cabizbajo quedaba cubierto por oscuridad, pero en cuanto lo descubrió… ahora sí, estaba allí, enseñando unos ojos antes de dorado reluciente ahora prácticamente rojos a causa de la oscuridad contenida dentro como nubes espesas. La sonrisa en los labios menos pronunciada que las acostumbradas, retorcida. El aire alrededor suyo cambió, aunque no hubiese nadie realmente consciente que lo conociera para saberlo. Kohaku estaba bajo el mismo influjo y se encontraba demasiado ocupada dándole rienda suelta al demonio dentro de su cabeza como para atestiguarlo.

Ahora le tocaba a él.

Pffff, patético —escupió una voz detrás del sujeto al que Rengoku le rompió el rostro de un solo golpe. La sangre en ese pobre ser se escurría como agua desde la nariz, el tabique roto y desviado siendo la causa. Sus sollozos adoloridos adquirían un matiz gorgojeante. Fue aprisionado fuertemente desde el cuello por el dueño de la otra voz, un hombre robusto tostado por el sol, de dientes podridos, y con un ojo nublado cruzado por una cicatriz—. Que no hayas podido con un mocoso es una vergüenza, amigo, compañero —se burló, y entonces de un solo movimiento con la mano cortó su garganta usando como arma la daga. De inmediato el suelo y las paredes alrededor se salpicaron por la sangre emergiendo a borbotones—. No es la primera vez que nos encargamos de uno de estos, ¿no te acuerdas? Aun con sus espaditas no son nada para gente como nosotros… oh, nooooo, después de todo nos eligió por algo. Estamos lo suficientemente locos y podridos para matarlos a sangre fría aunque sigamos siendo humano y ellos no harían demasiado por esa estúpida moralidad ¿ah? Pero parece que contigo se equivocó. Si… al final no sirves de nada.

Con esa declaración dejó caer al suelo el cuerpo todavía estremeciéndose por la inminente muerte, entonces miró con su único ojo sano a Rengoku. El muchacho le devolvió la mirada, aun teniendo la sonrisa tenue, predadora en los labios, aunque con cierto aire ausente.

¿Puedes sentirlo, mocoso? —el sujeto se carcajeó, lamiendo la sangre de la hoja con regodeo—. Esta es la verdadera locura, lo único que habita en esta casa. Nadie que haya entrado aquí ha salido con vida o con las manos limpias. A nuestro jefe le gusta llamar este sitio La Casa de las Manzanas Rotas, aunque para mí la palabra correcta sería “podridas” porque jejejejejeje, JEJEJEJEJEJEJEJEJEJEJE —El acceso de risa interrumpió aquel pequeño discurso por un momento— ¿A todas estas que importa? ¡Igual no vas a recordarlo! O morirás a puñaladas en cuanto comencemos nuestra danza o estarás lo suficientemente perdido en la bruma como para volver a recordar quién eres y-

Un destello de metal rojo le cruzó la cara interrumpiéndolo de golpe. El hombre emitió un chillido llevándose las manos al rostro, ocultando los párpados cercenados por el filo de la nichirin. Ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar para evitarlo. El muchacho había aprovechado el momento de charla para acercarse, desenvainar en un solo movimiento hábil y al mismo tiempo dejarlo sin vista por siempre.

Ummhmm, ¡No me gustas para nada! ¡Eres demasiado ruidoso! ¡Hablas mucho! Me parecía mejor el otro. ¡Esto es por habérmelo quitado! —Kyojuro lucía como si no le hubiera escuchado en absoluto, riendo ahora que por fin podía ponerse en movimiento e interrumpir la tediosa cháchara absurda. Agitó su espada para escurrir de ella los restos de sangre y humor acuoso antes de clavarla de nuevo usando la endemoniada habilidad de los cazadores con velocidad en las entrañas del mastodonte; eso le sacó otro grito de dolor estremecedor, pero el muchacho ni se inmutó, simplemente soltó una exclamación de regocijo— ¡Ah-há! ¡Eso está mucho mejor! ¡Kohaku! ¡Kohaku, ¿estás con vida?! No te puedes ir de este mundo sin antes mirar esto, ¡mira! ¡Te apuesto a que no has podido hacer nada parecido! ¿O sí? ¡Comparemos!

Y volvió a reír, removiendo la espada en un movimiento lateral con la cual traspasó el resto de la carne hasta abrir el torso del hombre desde la mitad hacia uno de sus extremos. Lo que quedó fue un cuerpo con una extravagante boca de carne abierta justo debajo de la caja torácica. Las vísceras se asomaron como si las empujaran desde dentro.

La visión era horrible, pero nadie en esa mansión se alarmó. Las personas alrededor simplemente miraron con desdén el resultado antes de emocionarse y gritar que era su turno para intentar matar al cazador… o ser matados por él mismo. Y sin embargo, Kyojuro ni siquiera les hacía caso, buscaba con la mirada carmesí encendida junto a la sonrisa psicótica en los labios la silueta de su “compañera”.

_________________
Come Play With Us [ +21 | Privado] Firma-kyo
SET YOUR HEART ABLAZE!

Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 225
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 36

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Kohaku Mar Mar 09, 2021 2:42 pm








Habría querido poder desmembrar a alguien con solo sus manos. ¿Cómo sería poder arrancar un brazo o una pierna así, ver como su víctima se retorcía y escuchar como gritaba? No tenía la fuerza física para hacer tal cosa y era probable que nunca la tuviera. ¿Cómo era que alguien tan pequeña como Kasumi podía hacerlo y ella no?

Kasumi… Kasumi… ese nombre, esa cara que venía a su mente. La imagen era distante, pero suficiente para hacerla pausar por un instante. Qué… ¡¿Qué carajo estaba haciendo?! Sus manos estaban llenas de sangre, frente a ella se retorcía un hombre y en su palma estaba la costilla que le acababa de arrancar. Dio un paso hacia atrás, luego otro. En su rostro se plasmaba su asombro absoluto, sus manos temblaban. Dejó caer el hueso escarpado al piso.

No, no acababa de hacer eso. No era ese tipo de persona. No se deleitaba en el sufrimiento de los demás, no hacía daño sin provocación.

“Pero te atacaron, Cazadorcita. Estás en tu derecho.”

No, no, no. No quería escuchar esa voz. Se estremecía por dentro, le daba nauseas el solo pensar en ella. Sentía como los contenidos de su estómago amenazaban con subir de nuevo por su garganta. Iba a volver a vomitar.

“Anda, Cazadorcita, déjate llevar.”

Eso era lo último que haría. No iba a dejar que la influenciara esto, su fuerza de voluntad podía contra la técnica de sangre de un demonio insignificante. Debía recordarse de su deber. Estaba allí para acabar con una amenaza, para matar a un demonio.

“Pero si ellos te atacan, ¿no son una amenaza también?”

¡No! Solo estaban bajo la influencia de un demonio. Si ella lograba matarlo, de seguro volverían a la normalidad. Eran tan solo unos humanos, escapar de ellos sería cosa fácil. Podía correr de ahí, buscar al demonio y terminar con eso. Sí, haría eso.

“No seas tan sosa, diviértete un poco.”

Eso no era diversión, de ninguna forma se le podía llamar diversión. Sentía su cabeza palpitar, veía el cuarto dar vueltas. Tenía que apresurarse.

“Vamos, Cazadorcita, quédate y disfruta.”

No, no, no, no, no.

“Te puedo enseñar cómo.”

Le tomó toda su fuerza de voluntad para moverse, para dar un paso hacia la salida de la habitación. Un paso tras otro, uno a uno lo podría lograr. Solo-

Sintió una daga hundirse en su piel. El dolor irradió por todo su cuerpo, la consumía.

“¿Ves lo bien que se siente, Cazadorcita?”

Sí, se sentía bien. No le desagradaba, todo lo contrario. El dolor y el éxtasis se entrelazaban, se volvían indistinguibles. Tomó la daga y la torció lentamente.

“¿Así que quieren divertirse?” La voz que escuchaba por fin era la suya. Volteó su mirada a cada una de las personas presentes, aquellas que había descuidado de forma tan egoísta. No importaba quién de ellos la había apuñalado, daba igual. Todos eran sus pequeños juguetes y merecían el mismo trato. Sacó la daga de su piel y corrió su lengua por el filo para probar su propia sangre. No podía existir mejor sabor, mejor sentimiento.

“¿Ahora entiendes?”

Sí, entendía a la perfección.

Tomó su espada y en un solo movimiento se deshizo del brazo de uno de los hombres. De verdad quería poder desmembrarlo sin necesidad de tal cosa, quería poder extender el proceso, prolongar el placer de dar y recibir tanto dolor. Bueno, aún lo podía hacer, solo se debía poner algo creativa. Cortó una pierna, luego otra más. Ya ninguna de las cuatro personas que estaban con ella podrían escapar. Ahora podría tomarse su tiempo. Tal vez no tenía tanto, desde luego se estaban desangrando, pero podría jugar con uno que otro.

“Anda, no grites tanto,” dijo al hombre que tenía en frente. “Vamos a ver qué tienes adentro, ¿sí?” Se aseguró de que el corte fuera lento, de que sintiera como cada milímetro de su piel se separaba, desde sus costillas a su ombligo. Que bien se escuchaban esos sonidos, esas súplicas. Metió su mano dentro de la herida. Se sentía suave, cálido. Tomó algo en su mano y lo apretó ligeramente, con un cuidado casi cariñoso.

No sabía mucho sobre la anatomía del cuerpo, solo conocía lo básico, pero estaba dispuesta a aprender. Cada expresión que veía era mejor que la otra – ese terror, ese desespero, todo llevaría a resignación. ¿Qué tanto tiempo pasaría antes de que rogara que lo matara?

Sea cual fuera el órgano, lo sacó por la incisión con la misma lentitud con la que lo había tomado. Por un instante los ojos del hombre se abrieron de par en par. Los cerró justo después como si con ello pudiera negar la realidad. “¿No te parece hermoso?” Preguntó con un tono lleno de admiración por su propia obra. “Abre los ojos, aprecia el hecho de que puedes ver.”

Mantuvo los ojos firmemente cerrados. Kohaku frunció el ceño. ¿Por qué una escoria como esta descartaba un don tan hermoso como la vista? Tenía frente suyo una experiencia única, la última que vería antes de morir, ¿cómo no apreciarla? “Malagradecido.” Soltó el órgano que tenía en mano sin cuidado alguno. “No sabes apreciar lo que tienes.”

Enterró sus dedos índice y pulgar dentro de la cuenca de su ojo derecho. Podía sentir el orbe y cómo se movía con tanto desespero. Con un solo movimiento lo jaló de su cráneo. Le habría gustado ser más precisa. Quería ver el ojo intacto, pero solo lo logró sacar parcialmente aplastado.

Volteó al escuchar su nombre. Verdad que Rengoku seguía ahí. Ah, que fastidioso. ¿Por dónde iba? El hombre frente a ella estaba completamente inmóvil y en silencio. “Ya murió, qué aburrido,” murmuró. Por lo menos tenía varios más con los que entretenerse, asumiendo que no se habían desangrado todavía.

Se levantó para dirigirse a su próxima víctima, pero se detuvo al ver a Kyojuro en la entrada. “¿Vienes a jugar también?” Preguntó con una ceja arqueada y una mirada curiosa. Tal vez podría tolerarlo si lograba darle un buen espectáculo, si lograba traerle más de ese placer tan adictivo. Sadismo, masoquismo, dos lados de una misma moneda, ambos significaban una dependencia al dolor y una comprensión del éxtasis que éste podía traer.






Kohaku
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

C02. Cazadores
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Come Play With Us [ +21 | Privado] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 3000
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 200

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Rengoku Kyojuro Mar Mar 09, 2021 2:44 pm

Desde las sombras, el demonio tras aquel mar de locura atestiguaba su propia obra de arte con cierto aire de fascinación. La actitud de los dos cazadores recién llegados a su guarida era diferente a los usuales, si: una de ellas parecía tener un rango superior a cualquier otro que creía haber visto, mientras que el segundo sufría una reacción diferente a lo que solía suceder cuando la nube tóxica de locura que era su arte de sangre se instalaba alrededor para darle libertad a las escenas dantescas, ya recurrentes dentro de la mansión.

De cierta forma podía percibir la manera en la que su propio poder se manifestaba en cada uno de ellos. La muchacha de bonitos cabellos violetas era presa de su propia oscuridad, mientras que el muchacho rubio, al ser incompatible con lo que significaba la demencia, había relegado su verdadera conciencia a algún rincón en el fondo de su subconsciente. ¿Cómo se sentiría cada uno si llegaba a tener la oportunidad de despertar tras ese infierno? El demonio se relamió, contemplando cómo Kohaku extraía un órgano in vivo del cuerpo de sus podridos lacayos. Seguramente el espectáculo sería igual de asombroso que el visto ahora, sí.

No podía esperar para observar lo que seguiría.






¡Ahá! ¡Allí estás! —la voz de ese Kyojuro sonó complacida en cuanto escuchó a su amiga cerca. Tras estar muy ocupado con algunos de los delincuentes, había perdido la noción tanto del tiempo como de lo ocurrido desde el lado de Kohaku—. ¡Y veo que estás haciendo algo interesante! ¡Déjame echarte una mano!

El momento se coordinó para que al siguiente instante reaccionara contra uno de los delincuentes en piloto automático. El hombre esgrimía una nichirin que seguramente había sacado de los cuerpos de otros cazadores ya habiendo peleado con ellos antes, e intentó apuñalar a Kyojuro, pero antes de conseguirlo, este ya se había echado hacia un lado, esquivándolo con gracia y moviendo su propia espada como una guillotina sobre la muñeca del desgraciado.

La palma junto a los dedos fue aferrada por el muchacho, observando la parte cercenada con curiosidad, y luego, sonriendo, se la ofreció literalmente a Kohaku, sin decir una sola palabra mientras alrededor resonaban los chillidos de agonía del desgraciado. El hombre se retorcía de dolor en el suelo, pero después comenzó a reír, presa de la locura otra vez, e intentó tomar la espada suelta con su extremidad sana. Kyojuro se lo permitió y lo miró con una sonrisa divertida y expectante a partes iguales.

¡Así que tienes más valor del que aparentas! Umu, entonces veamos de lo que estás hecho —comentó antes de reír con cierto aire risueño, reafirmando y alineando su espada en la dirección contraria—. ¡Espero una buena respuesta de tu parte! ¡Ponle todo tu empeño, vamos!

Renqueando por los efectos secundarios del shock previo, aquel hombre se abalanzó con ímpetu en su contra. Sin embargo, aunque el movimiento rebosara de determinación o arrojo, era demasiado torpe al nivel del cazador. Lo vio todo casi en cámara lenta, e incluso tuvo la suerte de recrear otra danza de cortes fluidos en respuesta, abriendo grandes surcos en la carne ajena mientras de aquel cuerpo surgían gritos de agonía entremezclados con la risa.

Umu, no es tan divertido. Pensaba que darías más —el tono en la voz de Kyojuro denotaba algo de decepción, aunque siguiera sonriente—. Kuroo-kun, seguro tú tienes más para dar. ¿Qué te parece si me ayudas con los que quedan y luego vemos quién de los dos puede hacerle al otro el mayor número de cortes? —propuso alegremente, antes de clavar su espada sobre el pecho del hombre con las dos manos empujando la empuñadura.

Mucha sangre salpicó, y parte roció el rostro de Rengoku. Con los ojos más rojos que el infierno, junto a la sonrisa ladina, observaba a su frente como si fuese capaz de atravesar el alma de cualquiera con la sola mirada.

_________________
Come Play With Us [ +21 | Privado] Firma-kyo
SET YOUR HEART ABLAZE!

Volver arriba Ir abajo

Come Play With Us [ +21 | Privado] Empty Re: Come Play With Us [ +21 | Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.