Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» diez caractyeres
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptyLun Oct 18, 2021 6:43 pm por Fokkusu-san

» Afiliación Élite - Rousseau Academy
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptySáb Oct 02, 2021 11:00 am por Invitado

» Keiko Suzuki
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptyMar Sep 21, 2021 1:58 pm por Keiko Suzuki

» Peticiones al Staff
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptyMiér Sep 08, 2021 4:40 pm por Rengoku Kyojuro

» [Priv] Promesas vacías
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptyLun Sep 06, 2021 1:36 pm por Harashi

» Ficha De Personaje | Harashi
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptyDom Sep 05, 2021 10:41 pm por Fokkusu-san

» Respite | Priv. Nick
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptyDom Sep 05, 2021 1:04 am por Nick Miller

» Registro de PB
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptySáb Sep 04, 2021 8:04 pm por Sakura-chan

» The Assassin & The Red Panda [Bei Hí ID]
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptySáb Sep 04, 2021 8:00 pm por Sakura-chan

» Pure Hypnotic Powder [Jingyi ID]
ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] EmptySáb Sep 04, 2021 7:58 pm por Sakura-chan

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es cálido y humedo, recuerda beber mucha agua y proteger tu cabeza de los rayos solares. Las noches son frescas y la comida abunda, aunque también los insectos.
Estación: Verano
Hasegawa InoueCazadora Kanoeí. Ficha más reciente
Rengoku KyojuroHashira - Pilar de las llamas.Personaje destacado
Novedades
Apertura del foro.14 de Agosto —El foro abre sus puertas. Sean bienvenidos a Fall of the Heavens, capitulo 1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Dom Feb 28, 2021 2:13 pm

El dolor nunca es nuevo, pero el mareo lo es. Es lo primero que siente Mao al momento de abrir los ojos, el mundo a su alrededor da vueltas y vueltas. El suelo dónde su cara se encuentra aplastada ya no está frio, prueba del largo tiempo que lleva fuera de sí mismo.  Gruñe, de forma gutural.

Su voz, ronca de por si, se escucha rota cuando maldice en voz alta y busca en el lugar alguna pista que le indique qué es lo que hace ahí. Los demonios no duermen, así que no tiene ni pajolera idea de por qué se ha descubierto babeando un suelo de lo que parece mármol.

Mármol.

¿Qué clase de demente japonés usa mármol para el suelo de su casa? —en su tono de voz se puede percibir un ligero malhumor, su rostro es neutro, lo único que decora su cara es una marca roja con la forma del mosaico que hay en el suelo.

Gira sobre sí mismo, mientras trata de observar el lugar dónde se encuentra: un salón amplio, más parecido al recinto de fiestas del Palacio de Jade.  Para horror suyo, su propia ropa parece haber cambiado, viste un traje más ceremonial y confuso.

Le avergüenza porque nunca ha vestido nada tan caro en ninguna de sus vidas y le enviolenta porque alguien ha tenido la mala idea de desnudarle sin haberle preguntado para ponerle esa mierda encima. Gruñe de nuevo, y se sacude la ropa con la esperanza de estar solo alucinando.

Pero no es ninguna alucinación. Y de la nada comienza a escucharse una suave tonada de cuerda. La música que se escucha es bella y consigue calmar la bestia que está a punto de explotar desde el interior de Mao, quien se mece sutilmente.

¿Por qué está solo en aquella sala de fiestas? ¿De dónde sale aquella maldita y horriblemente preciosa melodía que lo hechiza?

Se mueve por la sala, observando los intrincados tapices y los juegos de luces. No consigue reconocer la época de los cuadros y esculturas que cuelgan las paredes y adornan la sala. Grandes espejos sustituyen lo que antes habrían sido grandes puertas y arcos que darían a un inmenso jardín.

¿Dónde está?

A lo lejos, escucha un leve sollozo, que decide salir a investigar.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 100
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 32

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Wolfgang Lauridsen Miér Mar 03, 2021 10:27 am

El chillido desafinado de un violín lo despierta, después de un tiempo que le resulta incalculable ahora observaba todo como si fuese la primera vez que lo hiciera. Se encontraba sobre un escenario que recuerda a una ópera, rodeado de varios jóvenes, todos presentables, todos luciendo atuendos de etiqueta occidental, siguiendo la marcha que señala la batuta del director de orquesta. Tarda en darse cuenta de que las miradas reprobatorias van dedicadas a su persona.

¿Por qué se ha detenido?

Transpirando confusión, Wolfgang hace lo que se supone que debe hacer en ese momento. Vuelve a pasar el mástil sobre las cuerdas del violín y todo vuelve a sentirse extrañamente familiar. A su memoria vienen las clases con el tío Fred, las tardes tocando piezas sueltas y sus intentos por reproducir algunas de las más populares, en especial, las favoritas de su madre y hermana. Por un instante la sensación es suficiente para que se sienta extrañamente cómodo con su propio desconocimiento, al menos, hasta que la sensación de estar pasando por alto algo muy importante se intensifica.

Su espalda, se siente más ligera de lo que debería. Wolfgang se preguntaba si se debería a eso. Desgraciadamente no consigue recordarlo, y la presión que impone seguir la marcha musical tampoco le permite concentrarse demasiado.

Por fin, se detienen.

Descanso de diez minutos, no quiero fallos en el siguiente acto —el regaño va claramente para él. Los músicos toman sus instrumentos y se marchan tras bambalinas, Wolfgang decidió aprovechar la oportunidad para hablar con alguno de ellos, con la esperanza de encontrar aquello que no conseguía recordar.

Lo intentó con el chico del violonchelo, un muchacho de su edad con rasgos asiáticos, de mirada indiferente y extrañamente, distante. Los otros ya se habían adelantado al camerino conjunto destinado a la orquesta.

¿Te has golpeado fuerte en la cabeza? Estamos en plena presentación. Ni se te ocurra fallar cuando la diva se presente, o no te lo perdonará —le advirtió, a Wolfgang no le pasó desapercibido el reverente temor en sus palabras. El chico del violonchelo desapareció en el pasillo que llevaba al camerino, mientras que a él le invadía el horror al darse cuenta de algo que todos parecían ignorar.

Si estaban en plena presentación, ¿de dónde venían los aplausos?

Porque los asientos, todos, estaban vacíos.

Inspiró profundo, sabía que pronto saldrían a ese escenario a tocar para alguien que él no conocía, y lo que es peor, la urgencia por descubrir aquello que le faltaba se incrementaba, como si el inconsciente le alertara de que se encontraba en peligro mortal.

Recordó la advertencia del chico del violonchelo, tal vez debería empezar por averiguar quién era él.

Con ello en mente, Wolfgang salió del auditorio para encontrarse sorteando pasillos, no tardó en perderse por ellos.

_________________
#009966

Volver arriba Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Miér Mar 03, 2021 11:21 am

Mientras anda por los pasillos siguiendo el sonido del llanto, Mao intenta no mirar fijamente los grandes cuadros que cuelgan de la pared porque algo en ellos le incomoda. Más que la ropa de principito oriental que lleva, más que la música llegando a un punto frenético. Sus pasos se detienen frente a una puerta de color blanco y embellecedores dorados. El pomo parece estar hecho de oro de verdad.

La puerta se abre de pronto y Mao no es capaz de esquivar la figura que se lanza a sus brazos, sus cabezas chocan suavemente mientras la desconocida intenta acomodarse a él. El gesto le resulta tan familiar, tan natural; que Mao reacciona en contra de sus impulsos más racionales. Rodea a la figura anónima con sus brazos y le permite acurrucarse. Su mano izquierda queda a la altura de la nuca de ella y realiza suaves círculos en el área; sus difusos recuerdos en sus días como humano le dicen que así es como él se dedicaba a calmar a los suyos.

—Estoy muy cansada —la voz de la muchacha es suave y frágil. Escucharla, tan familiar provoca que lo que Mao tiene ahora por corazón se rompa un poco. Los labios del oni se mueven en contra de su voluntad, impulsado por la fuerza de un recuerdo que le han robado y lo usan para burlarse de él—. Descansa por hoy, yo me encargaré de las siguientes misiones.

Siente que el cuerpo que sujeta se hace más pesado y decide adentrarse en la habitación, con la mujer en volandas y dejarla sobre el único mueble cómodo que encuentra en la habitación: un diván de terciopelo rojo y bordados dorados muy recargados que le duelen a la vista. En menos de lo que dura un parpadeo, Mao está fuera de la habitación y su traje de principito oriental ha cambiado a una suerte de vestido victoriano que le queda absurdo. No por el tipo de genital que posee, sino porque el color amarillo no le sienta bien.

—¡Date prisa, tenemos que estar a tiempo para entrar en los coros o nos matará! —un par de muchachas corren a su alrededor y salen corriendo hacia alguna dirección. Mao que ya ha decidido que no piensa seguirlas, se acomoda el pelucón que le ha aparecido de la nada, levanta ligeramente las faldas del vestido y se encamina hacia otro lado.

Si alguien quiere matarlo, que lo intente. Ya está deseando morir teniendo que verse en el reflejo de todos los espejos que adornan el pasillo por el cual pasea ahora. Al final de este, algo capta su atención. Otra figura, que huele a humano. Su forma de caminar no parece tan automática como la del resto y su expresión no parece tan ida como la de otros con los que se ha cruzado.

Sin saber por qué, Mao corre todo lo que le permiten las enaguas —y, al mismo tiempo, se permite sentir lástima por el sufrimiento de las mujeres que se han visto obligadas a vestirse así en su época— hacia él. Se detiene de golpe, cuando aún quedan algunos metros para alcanzarlo porque no quiere asustarle y con su tono neutro le comparte el pensamiento que lleva arrastrando desde que ha abierto los ojos—. ¿Dónde demonios estamos?
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 100
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 32

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Wolfgang Lauridsen Miér Mar 03, 2021 1:28 pm

Ahora recuerdo porqué no me gustaba la idea de participar en orquestas y presentaciones individuales —se dijo a sí mismo en voz alta, el silencio de los pasillos, la ausencia de cualquier ser vivo, lo ponían nervioso y no hacía más que incrementar ese estado de alerta. Tampoco ayudaba el maldito nudo en el cuello, no entendía por qué las personas insistían en usar cosas que al final resultaban una maldita tortura, como pañuelos blancos anudados al cuello, o pajaritas, corbatas, lazos, ¿sería para ahorcarse en caso de que fueran a un evento muy aburrido? —También, me gustaría recordar cómo llegué aquí, ugh —acabó por deshacer el lazo rojo del cuello, sin temor a romper con la pulcritud de su indumentaria, la comodidad iba primero. —Todo es tan confuso.

Tampoco entendía porqué se negaba a desprenderse del violín, no es que fuera a necesitarlo más tarde. Seguro en cuanto diera con el paradero de él se ganaría algo más que una regañina, ¿Qué había dicho el chico del violonchelo?, ah… lo iba a matar.

Por alguna extraña razón, Wolfgang sabía que aquello era literal.

Aún así… no puedo quedarme quieto haciendo cosas que no entiendo para qué —intentó repasar lo que conocía —o creía conocer— sobre su situación, descubrió con horror que… nada de lo que había en su cabeza tenía sentido. Estaba allí para tocar con la orquesta porque su talento con el violín era aceptable para ser un relleno más, y debía darlo todo, en especial, cuando llegase el momento de la diva para presentarse.

Entonces, todo se puso más raro aún. Wolfgang volteó hacia la chica de vestido amarillo victoriano que soltó una de las muchas interrogantes que él mismo tenía, si había algo extraño en ella, aparte de encontrarse en su misma posición, no supo deducir qué. Tampoco es como si le pareciera que hubiese tiempo para meditarlo mucho.

Yo..., yo no lo sé —dijo sin ocultar sus dudas ni su confusión —se supone que debería estar con los de la orquesta, tocando, la diva entrará en escena en cualquier momento. Pero… —se miró las manos enguantadas en seda oscura, como si fuera la primera vez que reparaba en ese detalle, quizás porque el llevar guantes se le hacía familiar, a pesar de que, muy dentro de sí, le resultaba extraño que le cubriesen los dedos.

Wolfgang se llevó una de las manos a la frente, ahí donde el flequillo castaño le ocultaba la vieja cicatriz. Comenzaba a sentirse muy mareado, al punto que trastabilló un poco, alcanzó a apoyarse en la pared de al lado con la mano libre.

Tú… quién, ¿quién eres?, ¿puedes decirme quién es él? —alcanzó a decir en lo que el mareo le permitía hilar frases, el violín con su mástil habían caído a su lado, pero extrañamente nada les pasó, seguían intactos.

Con que los actores estaban aquí, llevo todo el rato buscándoles —la voz de un hombre de mediana edad le sorprendió por detrás. No supo ni cuando llegó hasta allí, sus pasos no se dejaron oír, en un pasillo amplio y solitario donde el eco debía ser potente. Como todos allí, estaba bien vestido, con la diferencia de que su atuendo era más semejante al de la época de la chica del vestido amarillo. —Ya estamos por empezar, muévanse.

Para sorpresa de Wolf, los mareos se desvanecieron, en su lugar, el atuendo que llevaba cambió ligeramente, ahora portaba capa, una pajarita acomodada en el cuello, un sombrero de copa y un antifaz. Se dio cuenta en cuanto cruzó la vista con su reflejo en uno de los espejos. A pesar de que entendía las razones de porqué vestía así, algo dentro de él amenazó con arrancarse toda esa mierda del cuerpo.

Luzco como ese tal Conde Demoníaco que tanto le gusta a Ally, PUAJGH.

Quéalguienmemateahoramismo —masculló entre dientes. Aprovechó que aquello incentivaba a su lado rebelde para hacer lo que se le daba mejor, ignorar las órdenes que le resultaban estúpidas y actuar como le salía. El mareo regresó con violencia, pero eso no le impidió tomar a la chica de la muñeca e instar a marcharse lejos de la aparición, lo más rápido que les permitieran sus piernas y lo que sea que traían puesto.

Sólo esperaba no matarse de la primera escalera que viniera por culpa de los mareos.

_________________
#009966

Volver arriba Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Miér Mar 03, 2021 2:40 pm

Mao quiere chillar, pero su don innato para parecer tan emocional como una tabla rasa entra en acción en el momento que de su cuello nace un nudo impidiéndole decir absolutamente nada. El chico no le ha hecho daño, pero en el momento que le toma de la muñeca, el dolor que usualmente siente el oni regresa de golpe.

No entiende como ha podido olvidar o dejar de sentir el regalo que Denki le ha dejado incluso después de expirar, pero decide no darle más vueltas por el momento y trata de correr todo lo que su ropa le permite. ¿Por qué no se la puede quitar?

Antes no llevaba esto —asegura, sin entender que está pasando y porque no hilar como ha llegado hasta este lugar. Por qué no recuerda nada de esto.

Algo le dice que no importa lo mucho que corran, regresarán al lugar que deben tomar para que la función sea un éxito. Y Mao no sabe si se siente molesto o si tiene miedo, o si simplemente está harto de todas las cosas extrañas que ha estado viendo últimamente.

Tira del chico y gira hacia otro de los pasillos, en un intento de que el hombre de cabello canoso les pierda el rastro. Para su sorpresa, en el momento que giran, tras ellos se impone una pared blanquecina adornada por un inmenso tapiz, frente a ellos se divisan decenas de filas de asientos y, al fondo, el enorme escenario que aún sigue escondido bajo el telón de terciopelo rojo.

Me llamo Mao —dice de la nada, intentando buscar expresar lo que pasea por su mente y es incapaz de poner en palabras. Su mirada se pone al frente y trata de contener el deseo ajeno de avanzar, porque él sabe muy bien que quiere salir de ahí, no dirigirse al escenario y comenzar a cantar—. Es un oni —dice a duras penas, mientras comienza a dar los primeros pasos, su mente se niega a aceptar la niebla que comienza a llenarle sus recuerdos de lagunas. Ha pasado mucho tiempo bajo el influjo de un arte de sangre parecida a esta y su cuerpo comienza a reusarse a seguir aceptando lo que sea que tratan de obligarle a hacer—. Cuando salga de este vestido y te encuentre, voy a darte-- —su amenaza queda ahogada por un mar de voces que viene desde el escenario.

El telón se levanta y Mao se encuentra junto a otras tres muchachas haciendo los coros de una canción que jamás ha escuchado en su vida. Entra en escena una joven, de largos cabellos oscuros y ojos almendrados; pese al maquillaje se pueden percibir las ojeras bajo sus ojos y su esclerótica irritada e inyectada en sangre. Ha estado llorando, pero canta como si el dolor que siente no fuese suyo, su voz transmite una felicidad que no pertenece a la muchacha.

Están todos ahí para entretener a alguien. Alguien que quiere que todo esté perfecto para su ángel. El ángel que otros llaman diva y que canta como si fuera el ser más afortunado del planeta.

Sus manos tiemblan y Mao escucha en alguna parte de su mente el mismo sollozo que ha estado persiguiendo antes.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 100
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 32

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Wolfgang Lauridsen Miér Mar 03, 2021 5:48 pm

¿Un… oni? —la palabra que suelta la chica llamada Mao hace eco en su cabeza, conoce muy bien el significado de eso, es tan familiar como tocar el violín o el piano, tanto como sus propios recuerdos de su distante hogar… él, él tiene algo que ver con los oni, y es importante saberlo, ¿por qué lo olvidaría en primer lugar? —Algo no está bien, no está nada bien… —se le escapa un murmullo ansioso, el mareo volvió para azotarlo con fuerza, pero esta vez Wolfgang se esmeró por no perder el hilo de sus pensamientos, comenzaba a entender que algo o alguien deseaba que se mantuviese dormido y siguiendo indicaciones salidas de la nada, como la mayoría de los que allí se encontraban.

Allí, ¿qué demonios es allí?

Ve a tu posición, fantasma, recuerda tus líneas —escuchó detrás de él, Wolfgang se giró con brusquedad, el hombre de cabello canoso y vestimenta victoriana le miraba con una severidad indiferente y, extrañamente ausente. —Canta como nunca has cantado, todo debe ser perfecto para él. No lo estropees o todos moriremos.

No es una amenaza, lo último suena como un ruego que apenas se alcanza a escuchar por encima de la voz monótona del hombre. Wolfgang se estremece y decide hacerle caso, ya no tanto por los hilos invisibles que tiran de sus acciones, sino porque llevarles la contraria sin saber quién tira de ellos será por completo inútil. Hace rato que Mao subió al escenario a cantar con las otras chicas, y dentro de nada tendrá que aparecer.

Cuando llega el momento, sube al escenario con la diva y comienza a interpretar y cantar tonadas que pareciera haber ensayado durante muchos días de antelación y sin embargo, él sabe que no es así. No conoce la letra, tampoco a nadie de los que están allí —nisiquiera sabe qué es el “allí”— y ser medio consciente de todas esas incoherencias amenazan con desquiciarlo, pero no es más intenso que la palabra de Mao. Oni, oni, ¿qué significaba?

Significa demonio

Su mirada se cruzó por unos instantes con las de la chica que llaman diva. Sus ojos hinchados le impactan, él ha visto a las dos de las tres mujeres más importantes de su vida con esa expresión llorosa y cansada, es de las cosas que más le ha dolido contemplar.

Hay un demonio aquí.

Hay un demonio aquí —repitió Wolfgang, sostenía la mano de la diva hincando la rodilla como un jodido príncipe de cuento. No estaba seguro de que la chica le escuchara, pues en ese momento cantaba con todo su ser. Apretó un poco su mano para llamar su atención. —¿Sabes quien es?, yo… yo vine a… —el mareo regresó con fuerza y tuvo un momento de flaqueza, usó la mano libre para equilibrarse tocando el suelo, tuvo que bajar el rostro un momento, y luego lo levantó tras reunir fuerzas para sobreponerse. —Yo vine a matar al demonio, soy un cazador.

Supo que algo de lo dicho llegó a los oídos de la diva, porque enseguida enmudeció, mostrando sorpresa y horror a partes iguales. En cambio Wolfgang tuvo un milagroso instante para sentirse libre de los hilos invisibles que entorpecen su mente y retener la información importante.

Todo se detuvo, los coros cesaron, la orquesta dejó de marcar el ritmo y las luces fueron abandonando su brillo.

—Vete, tienes que irte. Lo arruinaste todo, él... —murmuró ella, soltando su mano y alejándose en retroceso—él va a matarte.

Tal como la crónica de una muerte anunciada, el filo de un puñal voló en dirección al pecho del cazador.

_________________
#009966

Volver arriba Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Jue Mar 04, 2021 3:35 pm

Sus ojos están fijos en la mujer que sigue cantando frenéticamente, nota la aparición del otro chico que parece haber estado tratando de ir contra lo que sea el arte de sangre que los está manipulando. Mao finge que canta, su rostro no muestra ningún tipo de emoción mientras huele el aire en busca de algo que pueda delatar al maldito oni que los tiene a todos secuestrados.

Y entonces, ocurre algo maravilloso. El chico se identifica como un cazador y aunque Mao tiene muchas ganas de preguntarse por qué después de 230 años esquivando cazadores ahora no hace más que toparse con ellos, no tiene tiempo de hacer bromas al respecto. El cazador ha dejado tan descolocado al otro demonio salvaje que durante uno segundos revela toda su esencia.

Es ahí cuando Mao abandona su lugar y en una carrera que gana gracias a su propio arte de sangre alcanza a sujetar la daga con la que el demonio ha pretendido asesinar al cazador. No durante su guardia.

Te he dicho que iba a patearte muy fuerte cuando te encontrase —dice, y se permite por primera vez esbozar una sonrisa de lado. La daga se ve envuelta en lo que parece ser un pequeño torbellino que sale despedido hacia una parte del escenario, atraviesa el pecho de lo que parece ser uno de los tenores del coro.

En un parpadeo, se encuentran todos en el centro de un escenario en decadencia de lo que parece ser un antiguo teatro kabuki. Los humanos atados al arte de sangre del demonio caen al suelo y sollozan, algunos directamente se desmayan. El oni en cuestión, se trata de un ser de apariencia cadavérica y visualmente muy desagradable que los mira como si fuesen inmundicia. Si la situación fuese divertida, Mao se habría permitido carcajearse, pero no.

Está cabreado.

El otro demonio también, pero en vez de atacarlos, trata de esprintarlos e ir hacia la muchacha que ha estado cantando hasta el agotamiento. Ella grita y se ahoga, sus ojos empiezan a ponerse en blanco y Mao siente pánico. Alcanza a la muchacha a tiempo para tomarla entre sus brazos y recibir él el impacto contra el suelo. La abraza con un gesto protector, aunque no sabe por qué lo hace. Simplemente su cuerpo reacciona, familiar a esta situación: la de él lanzándose frente a cualquier cosa si con eso puede evitar ...

Mao parpadea y patea a tiempo al demonio que se lanza sobre ellos para apartarlo.

Es mía, ¡he hecho todo esto por ella y no me la vais a quitar! ¡Nadie la amará como yo!—chilla, como un puerco y se gana un gesto muy soez por parte de Mao, que está buscando como levantarse sin tener que soltar a la chica, respira entrecortadamente y se sujeta como puede a él. Huele tan fácilmente el terror que siente, que no puede dejarla sola, aunque sea para terminar con eso rápido.

Las personas que amas no se poseen. Asqueroso imbécil —le responde, sus ojos entrecerrándose—. He escuchado muchas estupideces soltadas por demonios, pero tu punto de vista es de lejos el más mamón de todos. Deberías limitarte a morir —incluso ahora le resulta desagradable decir algo así, siente que el demonio se lo merece. Pero aun así siente cierta punzada de culpabilidad, de quedarle algo de humanidad a esa cosa; Mao puede hacerse una idea clara de lo que jode y duele que alguien te desee la muerte.

Pero el oni solo chilla y le chista un—: Silencio, zorra —y Mao se pregunta por qué se preocupa por los sentimientos de un cadáver corrupto y por qué el idiota lo ha confundido con una mujer.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 100
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 32

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Wolfgang Lauridsen Mar Mar 09, 2021 2:55 pm

El único que va a callarse eres tú —se hizo escuchar un muy enojado Wolfgang.

Y para hacérselo sentir al demonio que ha osado secuestrarle junto con un grupo de humanos inocentes —para plus, otro demonio, quién lo diría— la mejor manera que se le ocurre es lanzarle a Bernadette cuando en un momento de descuido, cuando se puso a chillar cómo el bebé mandrágora más horrible del mundo. El hacha de guerra se hunde con tal fuerza en la espalda del demonio que le deja sin aire para lanzar el alarido que le toca atragantarse, con coágulos de sangre y todo subiendo por su garganta y chorreando por las fauces.

Cómo nunca ha sido de darle tiempo a sus enemigos de reaccionar, el cazador empleó su respiración para desplazarse en un rápido movimiento para no solo tomar el hacha de vuelta, sino que la desincrusta de la espalda del demonio repeliendo a este con una potente patada en el costado. Le sorprende la facilidad con la que sale despedido, la cosa es bastante endeble para tener un arte de sangre tan peligrosa y maldita. —Y para siempre.

Con la mente aclarada, Wolf recordaba exáctamente qué hacía en aquel viejo teatro. El cuervo Tesunosuke le avisó de varias desapariciones cerca del edificio y había ido a investigar, en algún momento el arte de sangre de aquel engendro se puso en marcha, atrapandolo en esa suerte de sueño musical victoriano.

¿Están bien ustedes dos? —Mao se veía intacto, pero la chica que muy obstinadamente se ofrecía a proteger lucía pálida y enfermiza, demasiado frágil. El engendro debió drenar sus fuerzas, quién sabía cuántas veces le hizo cantar para él, con el objeto de alimentar sus enfermizos deseos.

Del otro lado del teatro la momia resucitaba, más molesta que nunca y dispuesto a intentar ir nuevamente por su diva, aún si aquello le costaba el cuello. Wolfgang suponía, tal vez acertadamente si se fijaba en que las heridas todavía no cerraban, que el demonio ya no tenía las mismas fuerzas para emplear su arte de sangre a la escala deseada, y para eso necesitaba alimentarse. Sin embargo, sus ojos muy abiertos e inyectados en sangre seguían fijos en el objeto de su idolatría.

Habría querido darle a la cabeza, necesito practicar más ese movimiento —suspiró después de murmurar entre dientes. Miró a Mao de reojo, sin desviar demasiado la atención de la momia. —No dejes que nada le pase.

En otro tiempo y momento, a Wolfgang le sería impensable confiarle la custodia de humanos inocentes a otro demonio desconocido; y no lo habría hecho de no ver con cuánto ahínco protegía Mao a la chica del demonio momia. Oportunidades le sobraron para comérsela o hacer verdadero daño después de liberarse del arte de sangre, que escogiera lo contrario a lo que haría un demonio regular le era suficiente para darle un pequeño voto de confianza.

Además, le había salvado la vida.

Se lanzó contra el demonio empuñando el hacha con las dos manos al mismo tiempo que la momia embestía en un nuevo intento por alcanzar a su diva.

_________________
#009966

Volver arriba Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Mar Mar 09, 2021 3:26 pm

Aquel cazador...

Ese cazador...

¡Tiene un hacha de guerra como nichirin! ¿Cómo es posible? ¿Y a él le gritaron obscenidades cuando decidió que su arma sería una lanza? ¿Cuánto habrá cambiado la organización desde que él es demonio, va de la manita con los avances tecnológicos? ¿Habrá pistolas con balas nichirin? ¿Han pensado en hacer cañones? No existía manera de crear pólvora o ¿han logrado sustituir el carbón por algún tipo de polvo residual del material con que hacen las armas asesinas de demonio?

Por su puesto que no —la respuesta de Mao es automática, aunque en realidad recién esté terminando de entender que es lo que ha dicho Wolf. La joven sigue medio desmayada, sin ningún plan de soltarse de él y Mao tampoco planea dejarla sola, han sido sus llantos los que le han atraído hasta ese lugar. Le han traído recuerdos de cuando era un poco más joven y a su cargo tenía a sus pequeños y adorados discípulos, el miedo que sentían a veces, el instinto de querer protegerles de lo peor. La felicidad antes de morir, por saber que ellos habían logrado sobrevivir.

Mao es incapaz de dejarla, aunque sabe que esta es una falsa sensación; porque no encontrará a ninguno de sus antiguos pequeñuelos en los rostros de cualquiera. Quizá sea que el arte de sangre de ese engendro desgarbado le ha afectado más de lo que ha pensado y por eso sus recuerdos se entremezclan y sus emociones se encuentran a flor de piel.

Que desagradable.

Que triste.

Con un gesto, consigue que los agotados humanos se reúnan tras él y les anima a bajar del escenario; pese a los gritos del demonio que no deja de exigir que se le devuelva a su diva. Maldito engendro perturbado, ¿en qué realidad pensaba que aquello iba a funcionar? No es solo el hecho de la triste realidad de que un demonio sufrirá mucho el día que deba dejar ir a un humano marchar, es la realidad de que ningún demonio promedio podría aguantar sin comerse a su objeto de deseo.

Porque lo que sentía aquel demonio, no era amor. Era un insulto al propio concepto y a todas las personas que habían amado a alguien alguna vez. Independiente del tipo de amor.

Cuando salgáis de aquí tenéis que ir directos a un médico, ¿me habéis escuchado? —les casi ordena, mientras va caminando por el pasillo central con la muchacha en brazos. Algo en su fuero interno le dice que no le queda mucho tiempo a él tampoco para desaparecer. Si no se da tiempo, le tocará quedarse en aquel edificio, y las ganas son muy pocas.

Por otro lado, Mao no quiere salir de ahí sin asegurarse de que todos están sanos y salvos. Aunque a él le toque pasar el día en un edificio de pesadilla.[/color]
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 100
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 32

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Wolfgang Lauridsen Mar Mar 16, 2021 7:00 pm

Colisionaron como lo hacen dos fuerzas opuestas, estrepitosos y violentos. El demonio del teatro lanzaba zarpazos contra el cazador, desesperado y fuera de sí, sin preocuparse realmente si le atajaba o no, su único propósito consistía en apartarlo de su camino para alcanzar a su amada diva que se alejaba con cada paso en compañía del resto de los humanos que mantuvo cautivos bajo su arte de sangre, todos ellos guiados por él —¿la?— demonio de cabellos color jade oscuro. Ni siquiera prestaba atención a las heridas graves que tardaban en regenerarse por estar invirtiendo su energía en intentos por pasar a través de la muralla que representaba el cazador del hacha.

Finalmente, el demonio dio señales de rebajar el nivel de su frenesí, sólo para espolearlo de otro modo, convirtiéndolo en frustración. Wolf acababa de triturarle la clavícula con un prominente golpe, otro más y nada le impediría apoderarse de su cabeza.

Maldito cazador, todo es tu culpa, todo es tu jodida culpa... —sollozó iracundo, a pesar de las lágrimas aglomeradas en las cuencas del ser, su voz chillona y patética no conseguía ni un gramo de la compasión del Wolfgang, al contrario, se sentía mal consigo mismo por no poder matarlo más rápido para ahorrarse el drama que estaba por presenciar. —Mi musa, mi diva, mi amor... dime, cazador... ustedes... tú alguna vez... ¡¿alguna vez has sabido lo que se siente perder a quién amas?!, ¡¿tener que verlo marcharse, abandonarte, hacerte a un lado?!, ¡¿sabes acaso lo que significa perder lo que amas?!

Por un segundo el rostro de su tío Frands desfiló en su mente, su sonrisa gentil, su mano ancha y afable sobre el hombro de Wolfgang cuando lo necesitó, los café cargados de la mañana y el de la tarde tras las lecciones de piano.

No tengo por qué responderle... —el rostro de Wolfgang se salpicó todavía más en la sangre del demonio cuando este en otro intento por escapar de su alcance, loco de desesperación, recibió finalmente la decapitación por la gracia del filo de Bernadette. Lo último que vería la momia sería al rostro del cazador en un barniz carmesí dantesco, su mirada carente de lástima, y un atisbo de pena que no iba dirigida a él— a un ser que olvidó lo que significa amar a otra persona. Eso incluye saber cuando debes dejarlos irse.

Las palabras del cazador consiguieron excavar en lo profundo del demonio que rápidamente iba disolviéndose, ahora con su cabeza separada del cuerpo nada evitaría su muerte, su final y el de su amor. Ser consciente de eso sazonado con la idea de que lo último que se llevaría sería ese escarmiento inflamó su ira. Lanzó maldiciones al cazador, gritos horrendos que hicieron eco en todo el teatro kabuki mientras Wolfgang le miraba irse con expresión impasible.

¡Te odio!, ¡maldito cazador!, ¡perderás todo lo que amas!, ¡lo perderás todo y cuando vayas al infierno estaré allí para recordártelo por la eternidad!

Cuando por fin dejó de escucharse la voz de la criatura Wolfgang soltó un suspiro pesado, no es que fuese la primera vez que un demonio soltaba sus últimas palabras diciéndole del mal del que se iba a morir y cosas peores, pero aquello en particular tocó levemente la fibra de sus miedos más terribles y guardados en lo profundo de sí. Hizo una negativa con la cabeza para sí mismo, no iba a darle más relevancia a lo que no lo tenía, no necesitaba que nadie le recordase algo tan natural como el saber que todo en esta vida venía con fecha de partida.

Por primera vez se le antojaba uno de esos cigarros que su primo Hansel solía fumar de vez en cuando, lo cual le parecía raro porque siempre encontró aquel vicio como uno que no cogería por puro gusto.

¿Sigues allí? —preguntó aparentemente a nadie en especial, aunque en realidad, tenía la impresión de que Mao seguía cerca del edificio.

_________________
#009966

Volver arriba Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Miér Mar 17, 2021 5:05 pm

Por supuesto que sigue ahí, la idea de haberlo dejado ahí sin asegurarse de que había podido eliminar al demonio sin problemas le parecía ridícula. Además, se habría sentido culpable, ya lo hace solo porque por un momento ha resultado desconcertantemente atractiva la idea de salir corriendo a esconderse dentro de un agujero.

Pero Mao es estúpido y ha decidido contra todo lo que dice su instinto de supervivencia que lo mejor que puede hacer es quedarse ahí. Para asegurarse que el cazador está bien.

Los demonios por general son unos ingratos de mierda, nunca se mueren con la boca cerrada. La mayoría no entiende el término de irse al infierno con dignidad —si Mao huele algo extraño en Wolf no lo parece, tampoco sabe por qué ha dicho. Probablemente porque esa no es la primera vez que escucha a un oni siendo cruel con un cazador. Las palabras siempre serán palabras, pero en ocasiones duelen más que los puños.

A sus amigos cazadores les había pasado. Él en ese momento estaba demasiado enfocado en que todos sobrevivieran y pensando en como aligerarle la carga como para sentirse mal por las maldiciones que imponían los demonios en él con sus palabras.

Resulta gracioso que ahora muchas de esas maldiciones se hayan hecho realidad. Quizá en algún lugar en el infierno un par de estúpidos andan regodeándose en la desdicha de Mao, pero a él no le puede importar menos. Tiene una memoria pésima, no recuerda no un cuarto de todos los demonios que ha matado.

Es el miedo, después de haberse creído ser invencibles e inmortales, se ven con la cruda realidad de que tienen que responder por todo lo que han hecho. Y seguro que a ninguno de ellos le apetece pasarse tres mil años en el infierno —da un pequeño salto para terminar de subir las escaleras hasta el escenario y se encamina hacia el cazador—. Voy a invadir un poco tu espacio personal, no me acerques mucho el hacha. El olor de las nichirin no es tan atractivo ahora que soy demonio —intenta bromear, pero realmente siente una punzada de envidia por los cazadores. Con su eternamente neutra expresión se acerca a Wolf con cuidado, no quiere hacer ningún movimiento brusco y quedarse sin alguna parte del cuerpo.

No parece que este cazador sea de los que golpean antes de preguntar, pero tampoco quiere arriesgarse a jugar con su paciencia.

Toma el extremo de su manga izquierda y estira el brazo hacia el cazador, le limpia del rostro el poco rastro que queda de sangre. Lo examina en busca de alguna herida que pueda parecer grave, por suerte para él, todo parecía ser superficial.

Lo has hecho bien, su arte de sangre debería haberte dejado más vulnerable, pero apenas has recibido heridas—le felicita Mao, casi por costumbre. Aunque hayan pasado más de 200 años desde que sigue ese pequeño ritual—. Deberías salir de aquí y buscar alguna casa con el blasón de Glicinias. Necesitas descansar —quizá porque él mismo está cansado y algo afectado por los restos de lo que haya sido ese teatro, Mao no es consciente de que no está teniendo con lo que dice y no se está guardando nada.

Tampoco es que sea grave que otros sepan que fue cazador.

Algo en ese desenlace escama a Mao, le preocupa, aunque no entiende por qué. Lo ideal habría sido marcharse, pero ahí está él, casi obligando al cazador a salir del teatro kabuki y dejar atrás las cenizas del demonio.

Las cenizas y sus maldiciones.
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 100
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 32

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Wolfgang Lauridsen Dom Abr 11, 2021 12:55 pm

Aunque las palabras de Mao llegaron muy claras a sus oídos no tuvo tiempo de procesarlas en el momento. Wolfgang no iba muy acostumbrado a que invadieran su espacio personal, al menos, las personas que no consideraba familia. Fue visible el esfuerzo que hizo por mantenerse quieto y no reaccionar por inercia, allí se perdieron sus reservas de control porque nada pudo hacer para ocultar el leve rubor en las mejillas. Ese gesto le hacía sentirse como un chiquillo después de ensuciarse tras una tarde entera jugando en el patio, o sea, como cuando era mucho más enano y no había empezado a trabajar con su progenitor.

También, le daba algo de pena reconocer de forma tan abierta que confiaba, hasta cierto punto, en un demonio que no conocía de nada. Hace tiempo hubiese sido imposible, pero las experiencias vividas le ablandaron. Wolfgang recordó lo que le dijo Bei Hí en aquella ocasión: casi todos los demonios son malos, pero existía una minoría que se resistía a caer ante lo que dictaba esa naturaleza. Decidió pensar que, quizás, Mao era de esos si no estaba siendo demasiado ingenuo.

Puedo tratarlas yo mismo, tampoco es tan urgente —le sorprende un poco que lo primero que suelte sea una excusa, lo atribuía a que consideraba demasiado pronto como para despedirse, no sin aclarar algunas cosas. —Gracias por ayudarme, me habrían matado de no ser por ti. Por como hablas sobre las nichirin... tú... —suspira como resignado a soltar la pregunta— ¿acaso fuiste uno de nosotros, Mao?

No tenía derecho a indagar en el pasado de nadie, menos si sugería algo tan trágico como acabar convertido en demonio habiendo sido antes enemigo de ellos; y al mismo tiempo tampoco deseaba quedarse con la duda. Wolfgang no esperaba respuesta, del mismo modo que no esperaba que el tiempo volase mientras estuvo atrapado en aquella pesadilla. Pudo entrever entre la fisura del techo que el azul del cielo se aclaraba, señal inequívoca de que el amanecer estaba llegando.

Si vas a quedarte aquí te acompañaré, tampoco tienes que responderme nada si no quieres —acabó por sentarse sobre el suelo, por primera vez desde que volvía en sí se examinaba con más cuidado. Llevaba consigo sus cosas, el equipo de primeros auxilios preventivo que llevan todos los cazadores. Era cierto que el demonio del teatro kabuki, la momia odiosa que ahora ardía en algún infierno, consiguió herirle un par de veces. No lucían infectadas ni emponzoñadas, las podía tratar sin problemas como en esos casos milagrosos en los que no salía con ninguna herida importante. Toda una suerte.

Me llamo Wolfgang Lauridsen, con Wolf es suficiente —añadió en lo que empezaba a retirarse la parte superior del uniforme para iniciar con el tratado de los cortes.

_________________
#009966

Volver arriba Ir abajo

Invitado

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Invitado Dom Abr 11, 2021 3:52 pm

Asiente a las palabras del cazador y dar un par de pasos para alejarse y devolverle el espacio personal que ha estado robando. No deja de examinarle porque, si bien no parece tener nada grave, no termina de fiarse. Él mismo era un mentiroso de cuidado cuando no quería preocupar a otros de su estado físico.

No ha sido nada, me alegra haber podido ser de ayuda —es conciso en su respuesta, no está acostumbrado a hablar demasiado con otros y si tiene en cuenta que en los últimos años la única persona con la que ha tenido una relación constante (en contra de su voluntad) ha sido Negai, pues…

Nadie puede culparle si ha olvidado como se socializa con una persona normal.

Puedes acompañarme, pero tienes que descansar. No sólo eres humano, como cazador es tu responsabilidad tratar de mantenerte en óptimas condiciones, tienes que cuidar de ti mismo si pretendes seguir trabajando, cuidando de otros —el tono de voz que usa Mao, como siempre, es bastante neutral. Aunque en esta ocasión se puede percibir una inflexión más amable en su expresión.

Antes de pensar en tomar asiento, Mao busca por el lugar y comienza a recolectar los cojines que parecen conservarse mejor y no huelen extraño; para su sorpresa consigue amontonar una buena cantidad, que ocupa para colocarlos estratégicamente junto a ellos para que puedan acomodarse mejor.

Tu nombre suena bonito y difícil de pronunciar —responde, como si fuese un comentario de lo más casual y normal, una vez ha tomado asiento—. Aunque has dicho que no tengo por qué responderte, imagino que, si no te importase, no hubieras preguntado. Fui cazador hace bastante tiempo —más de doscientos años, pero a Mao no le interesa remarcar la cantidad de años por el momento, se limita a inclinar un poco la cabeza hacia un lado y tomarse un minuto para asimilar sus propias palabras.

Fue cazador hacía mucho tiempo. Ah, resultaba extraño y le provocaba una incomodidad que no consigue comprender.

Cargas la fuerza desde tu tronco superior y creas tensión y presión innecesaria en tu hombro derecho, por eso la oscilación del hacha no ha sido la que pretendías —de nuevo, y sin que pueda evitarlo, Mao decide responder a un comentario que fácilmente podría haber olvidado. No lo hace porque el hecho de que alguien use un hacha como arma nichirin le parece simplemente fascinante—. Tu respiración era correcta en ese momento, así que me atrevería a pensar que ha sido el ángulo de tus piernas y la fuerza. Este tipo de armas requieren mucha sincronía. Habías salido de un trance muy toca narices, es normal que no hayas conseguido ser completamente certero. Es cuestión de memoria muscular, con la experiencia y el entrenamiento estos movimientos que ahora parecen no perfeccionados saldrán con naturalidad y automáticamente —asiente levemente y toma varios de los cojines para usarlos de almohada y tumbarse en el suelo. No se siente tan cansado como otras mañanas, pero sabe que lo mejor que puede hacer es reducir lo que pueda su actividad y reservar energías de dónde sea.

Además, le apetece estar tumbado.

Sus ojos se ponen en el techo y se mantienen ahí, aunque nunca ha tenido problemas con otros quitándose la ropa, Mao considera que por amabilidad debe concederle algo de privacidad y espacio, aunque solo pueda hacerlo obligándose a encontrar aquel lugar decrepito la cosa más interesante que ha visto en su vida. No tarda ni un segundo en ponerle nombre al manchurrón de moho con pelo que crece en la esquina superior izquierda del techo.

¿Estás seguro de que vas a estar bien? —pregunta sin preocuparse por parecer demasiado pesado, sabe que terminará sintiéndose culpable si el otro no intenta descansar un poco y permanece todo el día dentro del teatro para hacerle compañía—. …De todos modos, gracias por acompañarme. La verdad es que este lugar no es tan de terror cuando se tiene compañía y no hay ninguno oni que esté dispuesto a hechizarnos a todos para representar papeles en sus óperas locas. ¿Conocías algo de lo que cantaban?
Invitado
avatar
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.] Empty Re: ESV| Sorrow bleeding into a fatal romance [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.