Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» diez caractyeres
When the sun comes down. — Priv EmptyLun Oct 18, 2021 6:43 pm por Fokkusu-san

» Afiliación Élite - Rousseau Academy
When the sun comes down. — Priv EmptySáb Oct 02, 2021 11:00 am por Invitado

» Keiko Suzuki
When the sun comes down. — Priv EmptyMar Sep 21, 2021 1:58 pm por Keiko Suzuki

» Peticiones al Staff
When the sun comes down. — Priv EmptyMiér Sep 08, 2021 4:40 pm por Rengoku Kyojuro

» [Priv] Promesas vacías
When the sun comes down. — Priv EmptyLun Sep 06, 2021 1:36 pm por Harashi

» Ficha De Personaje | Harashi
When the sun comes down. — Priv EmptyDom Sep 05, 2021 10:41 pm por Fokkusu-san

» Respite | Priv. Nick
When the sun comes down. — Priv EmptyDom Sep 05, 2021 1:04 am por Nick Miller

» Registro de PB
When the sun comes down. — Priv EmptySáb Sep 04, 2021 8:04 pm por Sakura-chan

» The Assassin & The Red Panda [Bei Hí ID]
When the sun comes down. — Priv EmptySáb Sep 04, 2021 8:00 pm por Sakura-chan

» Pure Hypnotic Powder [Jingyi ID]
When the sun comes down. — Priv EmptySáb Sep 04, 2021 7:58 pm por Sakura-chan

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es cálido y humedo, recuerda beber mucha agua y proteger tu cabeza de los rayos solares. Las noches son frescas y la comida abunda, aunque también los insectos.
Estación: Verano
Hasegawa InoueCazadora Kanoeí. Ficha más reciente
Rengoku KyojuroHashira - Pilar de las llamas.Personaje destacado
Novedades
Apertura del foro.14 de Agosto —El foro abre sus puertas. Sean bienvenidos a Fall of the Heavens, capitulo 1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : When the sun comes down. — Priv Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 5

When the sun comes down. — Priv Empty When the sun comes down. — Priv

Mensaje por Satoshi Hiryū Jue Abr 29, 2021 2:06 pm


No había pasado mucho tiempo desde que abandoné la Finca de las Mariposas tras mi última misión, y para decir verdad, aún me encontraba maltrecho. El torso me dolía, y bajo mis ropas se encontraban un sinfín de cardenales violáceos producto a las consecuencias de mi último combate. Estaba triste y aletargado, pese haber cumplido con las expectativas y haber derrotado a aquel demonio, aún no me hallaba satisfecho… Estaba solo, luego de que mi familia me diera la espalda; tenía grandes cantidades de preguntas inundándome la mente y carcomiéndome la conciencia, siendo principalmente mi desaparecido hermano el protagonista ¿Dónde estaría? Necesitaba respuestas, y nadie me las daba. Sabía que se encontraba en algún lugar, o bien, me negaba a creer que la muerte había dado sentencia a su corta existencia, de una forma tan cruel… ¿Habrá sido una muerte rápida?…o siquiera, ¿Habrá exterminado a aquel demonio?

Estaba hecho un lío, y eso se podía saber con solo mirarme. Mi caminar era lento y arrastrado por las calles de la ciudad, mientras mi diestra se aferraba al mango de la katana que se encontraba oculta bajo el hatori color olivo que me protegía del frío. Mi cabello estaba enmarañado, mis orbes hundidos en unas oscuras ojeras y mi rostro famélico al no haber comido bien desde que inicié aquel viaje sin destino, tras haberme dado de alta de aquella residencia médica donde permanecí casi un mes. Oía el sonido de las voces a mi alrededor, pero estaba tan sumergido en mis pensamientos que siquiera podía seguir las conversaciones, mis sentidos estaban no respondían de forma óptima, más, me habían guiado a una antigua casa que frecuentaba irregularmente cuando llegaba a la pordiosera aldea en donde me encontraba. Era sabido que era un antro de la perdición, que el lugar era visitado por las peores calañas y atendidos por las mejores féminas que aquel territorio podía ofrecer. — Una habitación, nada más… — Dije fríamente, a su vez que sacaba del bolsillo de mi pantalón y dejaba sobre el mesón, una roja y pequeña bolsita de seda con un par de monedas dentro. La chica me miraba confundida, claramente, mi petición estaba lejos de lo usual, pero yo sólo quería descansar sin interrupciones, por lo que rápidamente tomé la llave que deslizó sobre el mesón y me dirigí raudo a la habitación.

Los números en las puertas estaban borrosos, al igual que el de la placa de la llave, y producto al cansancio no podía discernir bien entre éstos, por lo que demoré en encontrar la habitación que me correspondía. —Creo… que aquí es…— Pensé, a su vez que llevaba la zurda hasta el pomo de la puerta, y girar suavemente la perilla, no sin antes haber introducido la llave para quitar el seguro. La habitación era humilde, la pintura estaba avejentada y en algunos lugares se estaba cayendo a pedazos. El suelo era de madera, y crujía ante cada paso. Era una habitación simple, con una cama amplia y que parecía limpia, una mesa de noche junto al lecho, y no muy lejos, casi al extremo de la habitación había una bañera de porcelana blanca, a la espera de ser llenada en cualquier momento por alguna chica que cruzara la habitación.

No era el paraíso, pero era lo que se me permitía pagar. Al menos, lo único que deseaba era descansar y olvidarme de todo.

Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : When the sun comes down. — Priv Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 1
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 2

When the sun comes down. — Priv Empty Re: When the sun comes down. — Priv

Mensaje por Asagiri Emiya Jue Abr 29, 2021 4:35 pm

No sirves para nada. 

Un momento tomó para que el golpe fuese brutal. Un hombre enojado, una furia incontrolable y bastante ira dentro de cada puñetazo que recibía la pelirroja. No podía sufrir, no gemía ni tampoco daba señales de dolor, sólo recibía y recibía sin cesar. No hizo muecas, tampoco soltó lágrimas, era un cascarón vacío. Esto hacía enojar más al moreno hombre fornido que, golpeaba su cuerpo a la vez que la penetraba sin cesar. Asagiri sangraba, su cuerpo estaba tan ultrajado como pasado a llevar, su moméntum de clímax había llegado y no hizo nada, simplemente lo sintió. El hombre, depositó y terminó su trabajo, dejándola tirada, sangrante y llena de heridas, en la habitación, como un trapo sucio.

Asagiri sufría, el tormento de un día más de vida provenía esta vez, de clientes malhumorados que por culpa de sus esposas, venían a descargarse en ella. Golpes en la cara, en el estómago y en la espalda, todo tipo. Mientras más golpeada estaba o terminaba la pelirroja, más tenían que pagar. Luego de esto, se procedía a hacerle curaciones y dejarla lista para el siguiente. Si quedaba muy fea luego de la golpiza o violación, no se le daba un peso a Asagiri y se le hacía dormir fuera, a la intemperie, con hambre. 

Con esto en mente, pasaron varios días luego de una brutal golpiza sufrida por la misma, a las horas de la noche, se requirió su servicio. No pensó, se vistió como solía y se dirigió al vestíbulo, donde esperaba la señorita que le daría indicaciones. — Hay un hombre que quiere descansar, ve y dale lo que quiera, pagó demás y no podemos vernos no agradecidos. — Con esto en mente, se puso unos ropajes ligeros que no dejaban nada a la imaginación, con esa figura esbelta y proporciones envidiables. 

Caminó lentamente, con una cobija en sus manos recién cogida, abrió la puerta que se le indicó, encontrándose con un hombre recién llegado al lugar, que no parecía estar enojado ni mucho menos. Perséfone estaba golpeada, con claras marcas en su rostro y brazos, moretones a la vista y rasguños crueles que podías decir, "oh, pobre". No pasó mucho tiempo para que Asagiri dejase las cobijas al lado de la cama, y se desnudase en frente del muchacho. No dijo nada, miraba al suelo perdida, con una mirada vacía y sin sentimiento alguno, ni una palabra salió de su boca, sólo su cuerpo desnudo, esperando alguna orden, o que le hagan algo.

No servía para nada.
Asagiri Emiya
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : When the sun comes down. — Priv Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 0
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 5

When the sun comes down. — Priv Empty Re: When the sun comes down. — Priv

Mensaje por Satoshi Hiryū Jue Abr 29, 2021 6:29 pm


El lugar era una pocilga, una auténtica mierda. No había cómo descansar y conciliar el sueño, por más que me moviese de lado a lado en la cama en búsqueda de la posición perfecta para dormir. El olor a sudor de las colchas, a pesar de verse limpias, apestaban. Los gritos de dolor mezclados con placer, era otro factor incómodo que me mantenía despierto. Y no muy lejos, es más, ridículamente cerca podía escuchar como un hombre le gritaba a lo que suponía que era una mujer. Me erizaba la piel, y no por morbo, si no, por lo irritante de la situación y lo que debían de aguantar estas pobres almas por un par de migajas, pero, en fin; no era mi problema, y me mantendría bien alejado de lo que no me concierne en lo absoluto.

Me hallaba recostado sobre mi costado derecho y abrazaba la katana contra mi cuerpo, mientras mantenía los orbes fijos en la puerta. Cuánto tardarían en llegar… Pensaba, una vez que los pestañeos se hacían más lentos y pesados, en una clara forma de advertirme que el sueño venía a por mí. O al menos eso creía, cuando noté que la puerta se abría y tras ella daba aparición una joven de cabellos escarlata, no le presté demasiada atención, es más, cerré los ojos para ignorarla al tiempo que hacía un ademán con la diestra para que se largara de la habitación, pero al parecer aquella seña había pasado por alto por la chiquilla, quien dejaba lo que parecían ser cobijas sobre la cama. — ¿Eres tú o tu jefa una idiota? ¡He dicho que no me jodan! —Rezongue con clara molestia, mientras llevaba las palmas de ambas manos a mis ojos para restregarlos con ligera fuerza, para luego dar una rápida mirada a la chica, y percatarme que no traía las cubetas de agua caliente, que esperaba para mi ansiado baño. — ¿Y el agua? Deseo bañarme. — Inquirí con brusquedad, al tiempo que me incorporaba sobre la cama, tomando asiento en el borde y luego colocarme de pie al lado de la mujer.

El silencio penetró la habitación, y lo único audible dentro del lugar era mi respiración agitada y claramente molesta. Llevé ambas manos hasta las ajenas y las jalé suavemente hacia mi dirección. Mi tacto no hacía presión, ya que no quería asustarla y si fuese el caso, mi agarre era tan liviano que ella podía zafarse sin problemas. Estaba atónito, y las palabras no me salían de los labios. Mi mirada, que en un principio era fría y distante, cambió por completo. Estaba acongojado. — ¿Estás bien? — Pregunté estúpidamente. Obviamente aquella mujer no se encontraba bien. Y por más que intentaba hacer contacto visual con ella, la fémina continuaba con la mirada perdida en el suelo. Estaba encabronado, y era como si el mismo fuego naciese en la zona baja de mi estómago y quisiese salir de mi boca cual volcán. Comprendía el tipo de lugar en el que estaba metido, pero no perdonaría jamás este tipo de cosas. — ¡Hey, mujer! — Busqué llamar su atención, pero mi voz infundía más miedo que compasión. — ¿Necesitas algo? ¿Cómo te llamas?... ¿Cuánto dinero necesitas para descansar hoy? — Preguntaba, a su vez que llevaba la diestra hasta su mentón, para alzarlo en mi dirección. Estaba golpeada de pies a cabeza, todo indicaba que las marcas eran recientes, pero aún se lograba distinguir golpes antiguos… — Que asco de lugar…— Agregué en un susurro, sin apartar la vista de los orbes de la fémina, que lucían tan vacíos como los de mi madre cuando murió mi hermano. — Ten, abrígate.— Ordené una vez que me quité el haori olivo, para extenderlo en la dirección de la peliroja.

Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : When the sun comes down. — Priv Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 1
Salud : 00
Espíritu : 00
Mensaje : 2

When the sun comes down. — Priv Empty Re: When the sun comes down. — Priv

Mensaje por Asagiri Emiya Mar Mayo 04, 2021 12:35 pm

No, no sirves de nada.

Asagiri no comprendía la situación, sólo se desnudó, dejó lo que le ordenaron e hizo exactamente cada paso sin objetar nada. No comprendía la ira temprana del hombre, ella sólo pensaba que si quería descargarse, estaba ahí para ser su objeto temporal. Nada más, nada menos. No interesaba de sentimientos del muchacho ni mucho menos, sólo quería hacer su trabajo para que no se deshicieran de ella. Escuchó sus quejas, quería agua, así que esa orden perpetró su mente e iría, pero algo la detuvo.

Cuando le sostuvo las manos, la pelirroja tuvo una mala reacción, tuvo miedo. Pensó que le pegarían, y se intimidó un poco. Pero a cambio, y sin contar con esto, el hombre le preguntó si estaba bien. Ella se confundió, no sabía qué responder y siquiera sabía si responder, si es que era apropiado. Temía dar una mala impresión y faltarle el respeto con el mismo resultado, golpeada. No quería eso, así que se abstuvo a decir nada, a pesar de todo. Sintiendo el abrigo del hombre en sus hombros ahora, el frío no era problema, su desnudez no era más que su trabajo y era lo que debía hacer, era su deber, no su placer. Se lo sacó lentamente, dándole las gracias con una reverencia y salió de la habitación rápidamente, sin faltarle el respeto, para ir a buscar un bote grande con agua.

No tardó, estaba pesado, pero eso no importaba. Se le magullaron las manos, debido al metal, y se hirió de un brazo al cortarse con un pedazo del mismo que estaba salido. Sangró pero no le importó, lo secó con un paño que tenía cerca, y siguió su camino. Entró nuevamente a la habitación, no había pasado siquiera un minuto y le ofreció el cubo de agua al hombre. No se vistió aún, quizá sí quería darle uso, eso no iba a su juicio. Así que, dio sus primeras palabras según le enseñaron allí, si no se mostraban interesados en ella de primeras, tenía que "seducirlo". — ¿Necesitas una felación? Puedo hacer lo que quieras, sólo debes pedírmelo. Puedo hacerte feliz. Puedes usarme como desees. — Como si se tratase de un guión, lo dijo con un tono seductor. Parecía que fuese lo único con lo cual ella no parece una especie de muñeca sin vida, así le enseñaron a ser, un objeto y nada más. Caminó hacia la cama, y se colocó en ella, abierta de piernas, señalando su intimidad. Quizá ella estaba acomplejada, quizá tenía problemas, pero ese era su trabajo, no otro. Debía cumplir, o la matarían, o aún peor, le harían tanto daño para desear esto.
Asagiri Emiya
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

When the sun comes down. — Priv Empty Re: When the sun comes down. — Priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Contacto:


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.