Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» After Slaugther-[Kazumi/+18]
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyJue Nov 11, 2021 6:54 am por Urashiki

» Get out of sight and hide [Priv]
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyJue Nov 04, 2021 8:57 pm por Urashiki

» Everyone singing Yoho/Priv
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyMiér Nov 03, 2021 10:37 pm por Persefone

» Registro de PB
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyMar Nov 02, 2021 5:13 pm por Kazumi

» Kazumi is here ~|| ID
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyMar Nov 02, 2021 4:13 pm por Fokkusu-san

» The hatman ID
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyMar Nov 02, 2021 4:05 pm por Fokkusu-san

» Asteria RPG {Confirmación élite}
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyMar Nov 02, 2021 2:40 pm por Invitado

» Ficha Técnica - Perséfone
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyMar Nov 02, 2021 1:50 pm por Persefone

» <Our Demonic Bound-[1/1]>
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyLun Nov 01, 2021 9:30 pm por Urashiki

» Genbu Alliance [Búsqueda]
Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] EmptyLun Nov 01, 2021 6:08 pm por Zi-Shóu

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es cálido y humedo, recuerda beber mucha agua y proteger tu cabeza de los rayos solares. Las noches son frescas y la comida abunda, aunque también los insectos.
Estación: Verano
Narukami AyaMizunoto - Cazadora comprometida e implacable. Un relampago en la noche. Ficha más reciente
Kohaku KurooTsuchinoe - Veloz como un rayo, usa la Respiración de las Sombras.Personaje destacado
Novedades
Apertura del foro.23 de Octubre —Este día el foro abrirá sus puertas. Sean bienvenidos a Fall of the Heavens, capitulo 1.
Nuevo Sistema23 de Octubre —Implementamos un nuevo sistema de combate y de karma.
Recompensas exclusivas.23 de Octubre —Por tiempo limitado a los personajes nuevos por la apertura.
Busqueda de Staff23 de Octubre —Buscamos staff. ¿Interesado en aportar un granito de arena? Contactanos por Discord.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

L04. Lealista
campo1 frase : Let me be your desire
Campo2 Mini imagen : Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] MNtcI0U
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 25
Constitución : E
Destreza : E
Fuerza : F
Percepción : E
Velocidad : E
Carisma : F
Mensaje : 9

Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo] Empty Balada de los Malditos, parte I [Priv. Kohaku Kuroo]

Mensaje por Negai Lun Oct 25, 2021 1:29 pm

Tras siglos deambulando por esta tierra maldita olvidé todo aquello que me hacía humana, incluso mi nombre verdadero. Bueno, no todo. Lo único que aun no he olvidado es lo crueles que pueden llegar a ser los humanos. “Una lucha entre el bien y el mal” dicen, pero he sido testiga de como se tratan entre sí. No son más que una tanda de hipócritas asesinos…al igual que yo, la diferencia es que yo soy mejor en este juego.

Y por eso, los convertiré en mis presas. Tal y como va a suceder con la cazadora a la que le estoy siguiendo el rastro. La luz argenta de la luna llena me baña a medida que me acerco al monasterio abandonado. La pagoda se alza solitaria sobre una colina rodeada de un espeso bosque. Un camino de piedras serpenteante y visiblemente degradado por los elementos, que apenas si es visible en algunas secciones, enlaza la edificación con el único camino de herradura que se adentra tan profundo en la montaña. Los lugareños no se atreven a recorrerlo ni siquiera de día, pues se dice que aquellos que se atreven nunca son vistos de nuevo. Creen que está maldito o algo así, los muy imbéciles.

Y es justamente por ese motivo que los cazadores cada vez más se adentran en este bosque maldito. Cazadores como la curiosa pelirosa que hace unos minutos ingresó al lugar abandonado. Un graznido de un cuervo a la distancia, pronto mis garras se teñirán de sangre y tendré el placer de escuchar como suplica por piedad mientras le quito un pedacito de cuerpo a la vez. Oh, de solo pensarlo se me acelera el pulso. Me muerdo un labio, entusiasmada, a la vez que muevo mis látigos expectantes. Asesinar es divertido, asesinar cazadores lo es aun más.

Llego a la puerta de paneles, abierta de par en par. El lugar esta derruido, pero alguien le ha estado haciendo mantenimiento a juzgar por los parches de tablas en las paredes y techos. Desconozco si se trata de un humano o un demonio, aunque tampoco es que importe mucho, esta cazadora es mía y solo mía. Nos divertiremos hasta el amanecer, ya lo verás, pequeña.

Al adentrarme la madera del suelo cruje bajo mis pies. No hago ningún esfuerzo en ocultar mi presencia, al contrario, quiero que quede claro a que vengo. Me gusta cuando se asustan, qué puedo decir. Paso mis garras por uno de los paneles, marcándolo con un chillido estridente. Los muebles e incensarios estan destruidos en su mayoría. No se puede rescatar gran cosa.

Oh, cazadorcita—Llamo con una voz cantarina, a la vez que cierro la puerta detrás de mi con uno de mis látigos. En el silencio nocturno, cada una de mis acciones resultan claras para el oído atento—. Sé que estas aquí, diría que si te rindes tu muerte será rápida…pero no prometo nada—Acompaño esta broma con una risita, al menos estoy siendo sincera, a veces trato de controlarme…pero la sangre aun caliente es taaan deliciosa. Me gusta mantener a mis víctimas con vida el mayor tiempo posible. Mi record es de una semana, já—. Muéstrate, vamos.

Y entonces, desde lo profundo del lugar, escucho una puerta abrirse. Con una sonrisa genuina en mi rostro me adentro aun más en el laberinto de madera y paneles, acechando. Ya te tengo, pequeña idiota, serás mía y morirás entre gritos de dolor. Pero a lo que parece ser medio camino, otra puerta se abre a mis espaldas. Luego otra a mi izquierda, y otra, y otra más. Es como si el sonido viniera de todas direcciones a la vez, pero, ¿cómo es posible? Solo hay una cazadora, estoy segura.

¡Tus trucos bobos nos van a salvarte!—Insisto, confiada, mientras giro 180 grados tratando de captar algo en la oscuridad con mi vista superior. Entonces una nueva esencia, una distinta a la de los humanos se hace presente. Muy tarde me doy cuenta de que se trata del inconfundible olor de un congénere. De repente tiene sentido porque el lugar está parcheado en su totalidad: para bloquear la luz solar. Esta es la guarida de uno de mis colegas y parece que anda en casa.

No deberías estar aquí. Tu tampoco deberías estar aquí. Nadie debería estar aquí—Una vez más la voz parece provenir de todos los recovecos del lugar. Bufo con desdén, me importa un carajo que se trate de un territorio ajeno, no voy a soltar mi presa con tanta facilidad. No sería la primera vez que asesino a uno de los míos, oh no, aunque…preferiría no hacerlo, no vale la pena, a otro demonio no me lo puedo comer—. Nadie. Nadie. Nadie, nadienadie.

Asesto un latigazo a la oscuridad, destrozando uno de los altares de madera con relativa facilidad. Si es necesario derrumbare todo el maldito lugar.

¡Basta!—Esta vez la voz viene de una dirección concreta. Me giro y desde la oscuridad se alza una silueta de unos dos metros con brillantes ojos carmesís. Parece tener algo en la mano…¿es eso una flauta?—. Basta. Basta, bastabasta. ¿Quién te crees que eres?—Su tono parece desesperado, incluso agónico, como si destruir el lugar le provocará gran dolor. Mantiene fija la mirada en mí, así que hago lo que mejor se me da hacer y destrozo otra pared, esta vez con un puñetazo.

Uuups…¿me perdonas?—Respondo, jocosa, para luego añadir en un tono serio—. Lárgate de aquí, rarito. Esto no te incumbe.

Esta vez él no responde nada. Simplemente se lleva la flauta a la boca y empieza a tocar. Es una melodía familiar…muy familiar, dulce como la miel, pero movida como el ron…una melodía antigua, popular… una melodía cuyas notas me las sé.

…¡NO!—Espeto, mostrando los colmillos. De inmediato cargo contra él, dispuesta a arrancarle esa estúpida cabeza de ese cuerpo patético—. ¡Imbécil, te mataré!

Pero antes de poder ponerle mis garras encima, todo se vuelve negro por unos instantes.
Negai
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.