Kimetsu No Yaiba:悲しみに囚われた
Fall of the Heavens

T

e damos la bienvenida a Kimetsu no Yaiba: Fall of the Heavens. ¡Esperamos que tu estadía sea grata! No olvides dar click en los links mostrados abajo, para poder guiarte con más facilidad.

01
Bienvenido
Invitado
03Navegación
02EnlacesDesplegar lista
Afiliados悲しみに囚われた
00/30Élite
00/18Directorios
00/18Hermanos
Agradecimientos a Necromancer Codes y Carhartl, por JS Cookie. reditos: Las imágenes utilizadas no nos pertenecen, créditos a sus respectivos autores. Rol basado en el universo de Kimetsu no Yaiba. Agradecimiento especial a Mayu, Sky y Kaonashi.
Diseñado por Entourage
» Jujutsu Kaisen Rol [Confirmación Élite]
Takeda Ayumi EmptyDom Mayo 15, 2022 3:51 pm por Invitado

» Blood is my pleasure [Afiliación/Élite]
Takeda Ayumi EmptySáb Mayo 07, 2022 5:56 am por Invitado

» Registro de PB
Takeda Ayumi EmptyMiér Abr 27, 2022 1:42 pm por Issei

» El camino Del Cazador [Privado]
Takeda Ayumi EmptyMiér Abr 27, 2022 1:08 am por Miyagou Azumi

» Misiones Especiales | Registro de apertura y cierre
Takeda Ayumi EmptyMar Abr 26, 2022 6:18 pm por Hyo Miyamoto

» Chismes en la oscuridad | Rol Libre a todas las clases
Takeda Ayumi EmptyMar Abr 26, 2022 12:58 pm por Zhang Li Xing

» Padre nuestro, perdona nuestros pecados... [Busqueda 1/3]
Takeda Ayumi EmptyMar Abr 26, 2022 12:18 am por Andrew D. Rockefeller

» Let me be your desire [Busqueda de Negai 3?/4]
Takeda Ayumi EmptyMar Abr 26, 2022 12:17 am por Negai

» Dados Oficiales
Takeda Ayumi EmptyDom Abr 24, 2022 10:24 pm por Fokkusu-san

» Issei| ID
Takeda Ayumi EmptyDom Abr 24, 2022 8:59 pm por Fokkusu-san

悲しみに囚われたくはないTablón de anuncios

Japón, El clima es frío. Posibilidad de nevadas. No querrás perderte en las altas montañas durante esta época. La comida puede llegar a escasear.
Estación: Invierno
HisokanaEclipse Superior - Un Proscrito que se rebeló a Muzan. Shinobi. Ficha más reciente
Takeda AyumiHashira - Mizūmi no otome, la doncella del lago. Implacable.Personaje destacado
Novedades
Cierre Inscripciones28 de de febrero —Este día cerraran las inscripciones para el evento Misterio en Hokkaido.
Nuevo Evento Global16 de enero —Misterio en Hokkaido: Inscripciones abiertas.
Recompensas exclusivas.16 de enero —Por tiempo limitado a los personajes nuevos por la apertura.
Busqueda de Staff16 de enero —Buscamos staff. ¿Interesado en aportar un granito de arena? Contactanos por Discord.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

C02. Cazadores
campo1 frase : A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo, sino también sin esperanza.
Campo2 Mini imagen : Takeda Ayumi Pp,840x830-pad,1000x1000,f8f8f8
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 150
Constitución : D
Destreza : D
Fuerza : D
Percepción : D
Velocidad : D
Carisma : B
Mensaje : 41

Takeda Ayumi Empty Takeda Ayumi

Mensaje por Ayumi Sáb Ene 22, 2022 7:29 pm

Mizūmi no otome
Rango: HashiraClase: CazadoraEdad: 17Ocupación: Cazadora
Takeda AyumiEl dolor no es tan fuerte como la culpa, pero se lleva más de ti
PsicologíaComo buena noble, Ayumi dispone de dos rostros. El primero, el público, es el ideal de lo que para la sociedad japonesa debe ser una joven mujer noble. La Ayumi que conoce el mundo es una mujer tranquila, reservada y siempre con una amable sonrisa en el rostro, de exquisitos modales y gran conversación, con una elegancia natural que se plasma en cada uno de sus movimientos. Intenta ser discreta y mantenerse siempre en un segundo plano a pesar de que por culpa de su belleza pocas veces lo consigue, aunque sabe como recibir los cumplidos y apartarse del centro de la atención de forma ingeniosa, generalmente valiéndose de su facilidad para la palabra. Disfruta del arte, en especial de la pintura y la poesía aunque se rumorea en la corte que es una excelente interprete de shamisen. No es muy dada a mostrarse en público o en eventos sociales y, cuando lo hace, normalmente acompaña a su anciano padre. Sin duda una hija modelo, digna descendiente del clan Takeda.

Su otra cara no dista demasiado de la pública aunque pocos creerían que la amable y reservada Takeda Ayumi blandiría la katana con la misma elegancia con la que lo hace con un pincel sobre el papel. Cuando deja su máscara aristocrática de lado y lo hace también su sonrisa, cambiando a un rostro sereno bajo el que se oculta una profunda y enorme tristeza que solo se puede apreciar cuando en ocasiones asoma en el fondo de sus ojos grises. Prefiere permanecer en silencio si siente que no hay nada importante que decir y cuando habla, lo hace de forma breve y concisa. Suele trabajar sola pues no se le da bien cooperar con los que tienen menos nivel que ella, lo que básicamente es la organización casi al completo.

Aquellos que se han puesto frente al filo de su katana, afirman que es como estar frente a un enorme y pronfundo lago en mitad de la noche, cuya superficie esta tan serena que refleja el cielo como un espejo. Una belleza tan apacible y atrapadora que embarga hasta el alma. También coinciden en que bajo la superficie de ese lago hay algo que se mueve silenciosa y terroríficamente aunque ninguno de ellos puede asegurarlo. De lo único que están seguros es de que, si hay algo ahí abajo, es algo que únicamente los demonios que han perecido bajo su acero saben.
   HistoriaAyumi nació en el seno de la familia Takeda, uno de los clanes más antiguos de Japón cuya historia se remonta hasta antes incluso de la unifiación. Es descendiente directa del mismísimo Takeda Shingen, más conocido como el Tigre de Kai. A pesar de su larga historia, su importancia dentro del "bakufu" no volvió a elevarse hasta principios del siglo XVII con su bisabuelo Katsuyori y más tarde con su abuelo Hideyoshi. Lo que pocos conocen es que el clan Takeda, mucho antes de su derrota contra el clan Uesugi, participaba en el "Cuerpo de Exterminio de Demonios" fundado por la familia Ubuyashiki casi desde el principio.

Al menos un miembro de los Takeda ha ejercido como cazador por generación como parte de su compromiso con la organización. En esta concretamente, ese honor le correspondía al primogénito y hermano mayor de Ayumi, Takeda Tadakatsu. El joven, solo un par de años mayor que ella, fue criado para convertirse en un auténtico maestro de la "Respiración de Agua" como todos sus antecesores en el clan. Como era de esperarse, su ascenso fue meteórico dentro de la organización hasta llegar a alcanzar el rango de "Hashira" con tan solo dieciocho años.

Una vez instituído como pilar, Tadakatsu usó las influencias de su familia para levantar casa de Glicina en la antigua provincia de Kai y encargó su regencia a su hermana Ayumi hasta que esta se casase, debido a que él se encontraba siempre de un lado para otro y no podía atender el lugar apropiadamente.

Ayumi, como buena hermana, accedió a la petición de su hermano y se hizo cargo del sitio. Su tarea era básicamente encargarse de que todos los empleados hicieran lo que se suponía que debían de hacer y, además, que tuvieran los fondos necesarios para ello. En prinicipio, una tarea bastante sencilla. Lamentablemente al poco de iniciar su etapa como encargada, comprendió que no iba a ser una tarea tan sencilla. Los cazadores heridos llegaban casi a diario al lugar, algunos en un estado verdaderamente grave que en ocasiones no lograban superar... aunque lo realmente duro empezó cuando aquellos cazadores a los que había ayudado anteriormente y con los que había llegado a crear algunos lazos de amistad, empezaron a volver heridos o directamente muertos, incluso algunas veces solo partes de sus cuerpos. La realidad de los cazadores de demonios era mucho más dura de lo que jamás habría imaginado antes, aun así la joven seguiría al cargo del lugar estoicamente para cumplir con su compromiso con su hermano.

Tan solo unos seis meses más tarde, su fortaleza y resiliencia se vería puesta a prueba cuando, en mitad de la noche, a las puertas de la casa apareció su hermano gravemente herido, acompañado de un joven cazador. Aquella noche, perdió a su hermano por culpa de las heridas recibidas tras luchar con la "Tercera Luna Superior" y conoció a su futuro marido y pilar, el Tsuguko de Tadakatsu: Toyotomi Yoshitsune.

Quizás fuera el aprecio que ambos compartían por Tadakatsu y el dolor que su muerte les dejó a ambos, lo que los unió o tal vez fuera una triste casualidad que ambos extremos del cordel rojo se encontrasen aquella noche, realmente el motivo no importaba pues el hecho es que ambos se enamoraron perdidamente el uno del otro. Apenas un año más tarde, Yoshitsune y Ayumi contrajeron matrimonio, lo que supuso la unión de dos clanes de renombre en todo Japón como eran los Toyotomi y los Takeda. Sin embargo, Yoshitsune no abandonó su trabajo como cazador de demonios y apenas un mes después de la boda perdió la vida en acto de servicio, justo frente a la puerta de la casa de Glicina que Ayumi regentaba mientras protegía la retirada de varios tsuchinotos del acoso de un grupo de demonios.

Aquella fue la noche en la que el corazón de Ayumi se marchitó para siempre... pero también fue la noche donde la Cazadora de Demonios, conocida como Mizūmi no otome, nació.

   Extras

  • Ayumi, al igual que cualquier descendiente de samurai, recibió formación marcial como parte de su educación.
  • Su padre se opuso a que su hija se uniera a los cazadores pero al final no le quedó más remedio que aceptarlo.
  • Posee dos katanas nichirinto: Una es una nodachi y la otra es una katana de tamaño convencional.
  • Su nodachi se llama Yoshitsune en honor a su difunto esposo
  • Su katana se llama Tadakatsu por su hermano.
  • Los traumas reiterados de la pérdida de su hermano y su esposo parecen haber afectado a la joven de forma grave, el síntoma más claro es que parece incapaz de sentir emociones.
  • En lugar de un cuervo, su ave mensajera es un ruiseñor bastardo japonés


   Prueba de Rol Aún recuerdo aquella noche como si hubiera sido la anterior... Las puertas de la finca se abrieron de golpe y entraron varios cazadores, estaban agitados, asustados y heridos. Tengo la imagen de uno de ellos grabada en mi retina a fuego, estaba sostenido por dos compañeros en el aire... un demonio le había arrancado ambas piernas antes de que Yoshitsune llegáse a rescatarlos. Aquel chico ya era un cadáver, se había desangrado en el camino hacia aquí, pero sus dos compañeros estaban tan asustados que ni siquiera se habían percatado de ello cuando entraron al lugar. Ambos gritaban desesperados por un médico, varios Kakushi de mi difunto hermano pasaron junto a mí a toda velocidad, solo para detenerse un par de metros más tarde al percatarse de que no había nada que hacer.

Los kakushi se miraron entre ellos, mientras los chicos les recriminaban desesperados que no le prestasen ayuda inmediata a su compañero. Únicamente uno de los kakushi avanzó entonces hasta donde se encontraban los chicos mientras el resto se repartía por el patio para atender al resto de heridos. Recuerdo como el corazón me dio un vuelco en aquel momento, justo en el instante en el que les hacen ver que no hay nada que se pueda hacer por aquel pobre muchacho.

No era la primera vez que veía una escena similar en aquella misma entrada, pero por aquel entonces aún podía sentir aquel dolor en mi propio corazón.

—Mi señora— la voz de Tetsuo, uno de los kakushi me hizo apartar la mirada y volver a centrarme en todo lo que ocurría a mi alrededor.

—Llevádlos dentro— ordené inmediatamente mientras me apartaba de la puerta para que pudieran pasar sin que les estorbase.

Fue en aquel momento en el que realmente conseguí salir de la vorágine de los acontecimientos y pensar con claridad, percatándome al momento de que entre los recién llegados no estaba Yoshitsune. Instintivamente, mi mirada se dirigió hacia la puerta, la cual seguía abierta entre los glicinos.

No sé muy bien por qué, pero sentí la necesidad de dirigirme hacia ella, como si mi cuerpo supiera que era allí donde debía de estar y me estuviera arrastrando. Cuando quise darme cuenta estaba corriendo hacia la puerta, recuerdo apartar bruscamente a uno de los hombres del servicio que trató de detenerme.

Atravesé el umbral de la puerta y salí al exterior, la noche era clara y la luna brillaba sobre los campos de arroz recién plantados. Hubiera sido una escena digna de admirar si no fuera porque en mitad del sendero que atravesaba los campos divisé la figura de Yoshitsune, tenía una rodilla clavada en el suelo y apoyaba su cuerpo sobre su katana, no me costó ni un solo segundo percatarme de que estaba herido y rodeado por varios demonios que parecían mantener la distancia con él.

—¡¡Yoshitsune!!— recuerdo gritar con tanta fuerza su nombre que mi garganta se sintió como si se desgarrase por dentro.

—¡¡No te alejes de la Glicina, Ayumi!!— estaba de espaldas a mí, pero debió intuir que hice el intento de correr hacia él. Tras decirme aquello se puso en pie como buenamente pudo, usando la espada como un improvisado bastón.

En ese momento yo ya sabía que todo estaba perdido, también estoy segura de que él sabía que esa noche iba a morir allí... la única diferencia entre él y yo en aquel momento es que no quise aceptarlo y me aferré a la esperanza de que todo saldría bien de forma infantil.

Todo se precipitó desde ese momento, cuando quise darme cuenta mi marido se balanceaba en el aire sostenido por su brazo derecho y atravesado por el abdomen por el brazo de uno de los demonios. Había podido repeler al primero de ellos que le había atacado, pero estaba demasiado herido como para seguir el ritmo del combate y el segundo había logrado herirlo fatalmente.

—¡Querido!— me derrumbé como una torre de jenga sobre mis rodillas.

Sentí el impulso de llorar, pero mis lágrimas no vinieron a mismo ojos mientras arañaba el suelo con tanta fuerza que casi me arranqué las uñas. Recuerdo que la desesperación y el dolor que sentí en ese momento era tan grande que no notaba como la sangre brotaba entre mis dedos, ni siquiera podía articular palabra o gritar.

—Ayu...— la voz agonizante llegó a mis oídos, seguida de cerca por el de su katana clavándose justo frente a mí. Elevé mi mirada desde el arma hasta el lugar desde donde provino y contemplé como aquella bestia movía el cuerpo de mi marido como un niño a un muñeco... mientras aún estaba agonizante.

No dijo ni una sola palabra, solo sonrió. Justo ahí fue cuando algo se quebró dentro de mí, en ese preciso instante una fría calma se apoderó de mí. Seguía siendo yo, pero a la vez no, había cambiado de una manera que no comprendí entonces, ni tampoco ahora.

Entonces me puse en pie, Yoshitsune trató de detenerme con la mirada pues su garganta ya apenas podía producir ningún sonido... pero no me detuve, no hubiera podido aunque hubiera querido. Tomé la katana de mi esposo entre mis manos y pude observar que la hoja estaba casi quebrada, aun así no dude y adopté la postura de waki no kamae, ocultando la hoja tras mi cuerpo. No sé muy bien por qué la elegí, siempre que había entrenado solía utilizar la chudan o la jodan, pero aquella noche elegí aquella. Afiancé mis pies en el suelo y mi postura, antes de avanzar de manera fluida hacia delante, alejándome de la protección que me brindaban los glicinos que guardaban las lindes de la casa.

Escuché gritos a mi espalda, me llamaban tratando de detenerme, pero yo seguí avanzando. No sé muy bien que pensaba en ese momento, de hecho no estoy muy segura de si pensaba en algo tan siquiera. Quizás si hubiera estado pensando en algo no habría avanzado, al fin y al cabo mi entrenamiento con la espada no era mayor que el de cualquiera de mi estatus, además apenas dominaba la respiración del agua entonces. Tan solo había aprendido lo básico junto con mi hermano y allí estaba, encarando mi primer combate ante los tres demonios que habían acabado con mi la vida de mi marido ante mis ojos.

Avancé hasta más o menos la mitad del camino antes de que los demonios se abalanzasen sobre mí, no sin antes lanzar a mi agonizante marido contra mí. No sé muy bien que pasó a partir de aquí, todo fue tan rápido que no estoy segura de que sucedió, pero el resultado fue el que nadie esperaba: Acabé con aquellos tres animales y pude despedir a mi marido en su último aliento de vida, acomodando su cabeza sobre mis piernas por última vez. 


   
Ayumi
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

N08. New User
campo1 frase : I won't suffer, be broken, get tired or wasted, surrender to nothing.
Campo2 Mini imagen : Takeda Ayumi Sin_tz28
Campo3 Experiencia : 1
Yenes : 9999
Constitución : S
Destreza : S
Fuerza : S
Percepción : S
Velocidad : S
Carisma : S
Mensaje : 275

Takeda Ayumi Empty Re: Takeda Ayumi

Mensaje por Fokkusu-san Sáb Ene 22, 2022 10:29 pm



Tu ficha ha sido aceptada
Bienvenido a Kimetsu no Yaiba:
Fall of The Heavens
Enlaces importantes :
Porque las aguas calmas pueden ser más peligrosas y traicioneras que los rápidos. Bienvenida, Takeda Ayumi


Tienes recompensas disponibles por motivo de la apertura. Serán agregadas a tu ficha técnica.
Fokkusu-san
Contacto:
Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.